América, bicampeón de la Copa de Campeones de la Concacaf

Mexico, 2016-04-27 22:50:07 | Redacción ESTO

POR JAVIER JUÁREZ/@Xavihernandezg

FOTOS: JORGE BARRERA/@estobarrera y JESÚS TÉLLEZ/@tellezfoto

LAS Águilas volverán a volar hasta Japón para limpiar su nombre luego de la penosa actuación que brindaron en diciembre. América domó a Tigres (4-1) y se convirtió en bicampeón del área. La hazaña felina no llegó.

El cuadro azulcrema siempre contuvo al actual campeón de la Liga, Gignac acercó a los universitarios, pero nunca pusieron en verdadero peligro el pase emplumado.

Michael Arroyo ingresó desde la banca para apaciguar todo, el “Gambetita” volvió a ser héroe en una final. Los partidos decisivos son suyos.

Osvaldito Martínez colocó la cereza del pastel, América ya comenzó a lo grande la celebración de su centenario, Ambriz cosechó su primer éxito al frente de los capitalinos.

El sol naciente está de nuevo en el horizonte azulcrema, la revancha llegó..

EL PARTIDO

A pesar de tener una ventaja de dos goles y el estado anímico a su favor, las Águilas se presentaron en su nido dispuestas a soltar otro picotazo, el que dejara sin vida al cuadro regiomontano.

Nacho Ambriz no se guardó nada, el técnico americanista utilizó a su elenco de gala, Peralta, Quintero, Benedetto, Sambueza, el “Rifle” Andrade y Osvaldito Martínez aparecieron en el campo, América salió ofensivo.

El “Científico del gol” muy rápido puso en aprietos a la zaga felina, el colombiano desquició a Torres Nilo y Juninho.

Tigres respondió tibiamente con Damián Álvarez, el “Enano” tomó el lugar de Jurgen Damm por el sector izquierdo.

Damián entró al área un par de veces por ese sector, Paúl Aguilar se esforzó s tope para tratar de detenerlo.

América siguió encima, Sambueza tuvo más contacto con el balón, el capitán azulcrema filtró un balón raso al corazón del área, Quintero llegó pero le pegó mal, la oportunidad se diluyó.

El cuadro felino intentó inquietar a González con tiros de media distancia, Aquino y Pizarro comenzaron el bombardeo.

Luego de eso la calma apareció en el Azteca, ambos equipos se neutralizaron.

El público se impacientó, el espectáculo no fue acorde a una final del área, no para ir a Japón a representar al futbol mexicano.

El equipo azulcrema volvió a pisar el acelerador, Sambueza de tiro libre exigió al “Patón” Guzmán, un rayo láser estuvo todo el tiempo al acecho de Nahuel y varios jugadores más, eso al “Tuca” le molestó.

En pleno realce americanista André-Pierre Gignac silenció al nido amarillo, el artillero francés acortó el marcador, Sóbis fue su cómplice.

La pedrada felina paralizó al cuadro capitalino, Gignac estuvo cerca de marcar otro tanto.

Los roces se incrementaron en el campo, Rubens se pintó de amarillo, Fernando Guerrero no se tentó el corazón.

Para alivio de los azulcremas el descanso llegó, ambos ´técnicos entraron al vestidor a definir su última estrategia.

EL COMPLEMENTO

Al volver al campo Nacho Ambriz cambió a su esquema de siempre, el técnico emplumado metió al “Chepe” Guerrero, Daniel liberó un poco a Martínez en la mutad del campo, el paraguayo pudo crear más.

Sambueza volvió a encabezar los ataques emplumados, lamentablemente el esférico le llegó pocas veces a Oribe y el “Pipa”.

Ferretti también modificó, el “Tuca” refrescó su ataque con el ingreso de Damm, Álvarez salió.

Tigres acorraló por un instante a las Águilas, Gignac estuvo cerca de clarear a Hugo para su segundo zarpazo.

Ambriz no permitió que el cuadro auriazul los encerrara más, Nacho ingresó a Michael Arroyo.

El “Gambetita” de inmediato mostró ímpetu, el ecuatoriano se echó el equipo al hombro, Arroyo con un derechazo batió a Nahuel Guzmán, ese picotazo valió el boleto a Japón.

A partir de ese momento América tomó el control total del juego, Ferretti metió al “Queso” Fernández pero de poco sirvió, Fernando falló una opción clara en el área.

Zelarayán entró al campo pero el tiempo ya fue tarde.

América aprovechó la desesperación de los felinos para encajarles un picotazo más, Ayala cometió un penalti y el ex Rayado Osvaldito Martínez selló el triunfo.

No hubo más en el Azteca, América eclipsó a la constelación de estrellas felinas y vuelve a Japón por su revancha.