Ever Palma, con fe olímpica

Mexico, 2016-04-28 19:26:36 | Redacción ESTO

POR GUILLERMO MARTÍNEZ G.

Oriundo de Michoacán, conserva las tradiciones de su tierra, a la cual extraña, pero por el momento está siguiendo un sueño; competir en unos Juegos Olímpicos.

Hasta el momento, el marchista Ever Palma está preclasificado a la justa de Río 2016, y eso lo tiene motivado, aunque no seguro.

“Hay que seguir entrenando fuerte para mejorar la marca de 1:19’38’’ que tengo. Faltan algunas competencias, pero voy con calma, sé de mis cualidades y que lo voy a lograr porque estoy cerca”.

Ever de niño entrenaba taekwondo, pero fue cuando vio a su hermana mayor Ana Karen practicar la marcha, que le interesó.

“En la primaria estaba en el equipo de basquetbol y futbol, gracias a que mis papás Antonio y Ana María siempre nos inculcaron el deporte. Me imaginaba en esos escenarios de más grande, pero un día conocimos al entrenador Fernando Infante, y nos invitó a su club para correr. Y en el 2005 competí en la Olimpiada Nacional donde me desmayé y me salí del atletismo”.

Posteriormente se mudaron al Estado de México, donde le volvió a entrar la espinita de la marcha.

“Pero ya con mayor dedicación, trabajando todo lo que conlleva esta disciplina para aguantar el ritmo, que no es fácil. Anteriormente también le dediqué cuatro años al tiro con arco y la natación. Y en el 2008 mi hermano Isaac califica a la Copa del Mundo en Rusia, y nuevamente me pegó el gusanito de la caminata”.

Esta es parte de la historia de Ever Palma, a quien le gusta leer ficción y escuchar mucha música.

“También me fascinan las historias de otros deportistas, porque descubres el valor que representa dedicarte a una disciplina. En lo personal ahorita todavía no me sabe a nada saber que estoy a punto de clasificar a los Olímpicos, por lo que prefiero pensar que debo seguir luchando por asegurar mi boleto”.

Pero tiene confianza, porque esa misma marca la ha corroborado tres veces,

“Por eso hay seguridad en los entrenamientos con el entrenador Rubén Arikado, y en la técnica que pueda utilizar para desafiar a los rivales. Todavía estoy joven y sé que vienen más Olímpicos, pero buscaré entregarme al máximo para estar en Brasil, peleando el podio”.