Laura Sánchez dijo adiós a los clavados

Mexico, 2016-04-28 23:23:23 | Redacción ESTO

POR HÉCTOR REYES

La clavadista Laura Sánchez Soto se despidió este jueves en la noche de manera oficial como deportista de los clavados con palmaditas a su hijo y una ovación de los asistentes, presente en el acto el gobernador de Guanajuato Miguel Márquez Márquez.

Admirada como el día que llegó a León con mariachis, después de haber ganado la medalla de bronce durante los Juegos Olímpicos de Río 2016.

Con la misma serenidad que tomaba el trampolín, con un vestido Chanel negro y el agradecimiento a Guanajuato, la entidad que la vio nacer, desarrollarse como deportista y anunciar su retiro, expresó que estaba agradecida con los ángeles presentes y ausentes en una decisión que ya había tomado al considerar que ya era “una vieja clavadista”.

Sin embargo, ella tuvo en mente cumplir su cuarta participación olímpica y anunciar su retiro una vez cumplidas dos décadas de carrera deportiva. Sí asistirá a Río de Janeiro, en calidad de miembro de la Comisión de Atletas de la FINA; no era su sueño; hizo el esfuerzo para volver a estar a nivel luego de haber dado a luz a un varón.

“Sí estoy triste, con sentimientos encontrados, la verdad que 20 años no es fácil y dejarlos atrás tampoco lo es”, declaró Laura, y añadió que las puertas de su casa estarán abiertas para las nuevas generaciones de clavadistas.

Afirmó que su vida deportiva vale la pena: “Mi deporte me ha dado muchas cosas buenas y con eso me quedo. Hay que luchar, porque la vida que viene es un poquito más peleada, más competitiva, y vienen cosas buenas. Yo sé que los tiempos de Dios son exactos y por alguna razón no pude cumplir mi sueño de estar en mis cuartos Juegos Olímpicos, pero espero y tengo confianza de que algo muy importante está por venir”.

A sus 30 años, graduada de la carrera de contaduría pública, reiteró el agradecimiento a la entidad que la vio crecer en todos sentidos: “Aquí digo adiós como la deportista que conocen y empieza una vida real y con eso me quedo, estoy muy agradecida y hay que empezar con buenas vibras y mucho ánimo. Muchísimas gracias”.

Una despedida de corazón como ella, se entregó a las tareas que se propuso y recordó que antes de aprender a nadar ya se echaba sus primeros clavados. Anticipó su retiro, luego de conocer el comunicado de la Federación Mexicana de Natación de la gente que va a los Juegos Olímpicos.

Tanto Laura como su entrenador y esposo Francisco Rueda coincidieron en señalar que no existió un proceso claro, a ellos se les dijo una cosa y luego la Federación procedió de otra manera. Paco Rueda fue más allá, desmintió de manera rotunda que su ausencia sea por el embarazo, sino que simplemente no existió un proceso de calificación a Río. El equipo ya estaba definido desde diciembre en un contubernio entre la CONADE y la FMN.