En el masters 1000 de Madrid, estarán los "cuatro grandes"

Mexico, 2016-04-30 10:04:20 | Redacción ESTO

Madrid, 30 abr (EFE).- El Masters 1000 de Madrid reunirá por primera vez desde el 2011 al grupo de los “cuatro grandes”, el serbio Novak Djokovic, el británico Andy Murray, el suizo Roger Federer y Rafael Nadal, en un torneo que cumple su decimoquinta edición, y en el que el español llega lanzado tras reiniciar el vuelo con los títulos de Montecarlo y Barcelona.

La Caja Mágica y la tierra batida madrileña sirven de escenario al Mutua Madrid Open, antesala del Masters 1000 de Roma, en el camino que lleva hacia Roland Garros. Supone un alto en la preparación hacia París, y es quizás el escollo más difícil de todos, por la altitud de la capital española (667 metros) donde los jugadores tienen que aclimatarse rápidamente al cambio de velocidad de la bola y a las especiales condiciones que ello conlleva.

Andy Murray sorprendió el pasado año al ganar aquí su primer gran título sobre tierra batida, batiendo con claridad a Nadal en la final, y descendiendo al balear hasta el séptimo puesto de la clasificación mundial, en un año en el que luego Rafa no conseguiría ganar ni un solo torneo de esta categoría ni un Grand Slam, salvando el curso con los logrados en Buenos Aires, Stuttgart y Hamburgo.

En esta ocasión la situación parece diferente. La moral de Nadal ha subido y su ansiedad parece despejada después de triunfar en el Principado y en la Ciudad Condal, y encadenar diez victorias consecutivas. Se cumple además una década después del primero de sus cuatro títulos en Madrid, logrado cuando el torneo se disputaba en pista cubierta en el Rockódromo.

Desde sus cercanos 30 años, Nadal parece haber asimilado que ya no es el jovencito desmelenado de entonces que luchaba por abrirse hueco entre los grandes, y sobre todo ha aprendido a sufrir y a conllevar los sinsabores de haber ocupado el décimo puesto de la lista mundial (junio del 2015), para remontar el vuelo.

Quinto cabeza de serie, solo se podrá encontrar en la final contra Djokovic, su verdugo este año en la final de Doha. Por su camino, salvando antes sus primeros escollos, figuran Federer en cuartos, y Murray en una supuesta semifinal.

Djokovic, campeón en 2011, regresa después de dos años de ausencia, y lo hace con tres títulos de brillo, Abierto de Australia, Indian Wells y Miami, además del de Doha; y una mácula, su prematura eliminación en Montecarlo hace un par de semanas a manos de Jiri Vesely.

Su objetivo está puesto en Roland Garros, único grande que falta en su palmarés. Pero necesita demostrar en Madrid que su espectacular primer trimestre tiene continuidad y que es firme candidato para triunfar en la capital francesa.

Lesionado en el primer tramo del año, y tras sufrir una artroscopia en febrero en el menisco izquierdo, y luego afectado por un virus estomacal que le impidió debutar contra el argentino Juan Martín del Potro en Miami, Federer fue el campeón en 2006, 2009 y 2012, y es siempre un gran atractivo en Madrid, donde su saque y volea le convierten en un peligroso rival.

Pero este año solo ha disputado tres torneos: Brisbane, donde cayó contra el canadiense Milos Raonic en la final, Abierto de Australia, donde cedió ante Djokovic en semifinales, y lo último en Montecarlo, donde ha disputado sus únicos partidos en tierra. Allí el francés Tsonga le puso el alto en cuartos.

Doctorado ya en tierra tras su triunfo en Madrid y Munich el pasado año, Murray defenderá el título con el bagaje de las semifinales de Montecarlo este año, donde Nadal le advirtió ya que se había recuperado (2-6, 6-4 y 6-2). Casado y padre de su primer vástago, su hija Sofia Olivia, el británico ocupa el segundo puesto de la lista mundial, y se ha preparado a conciencia para Madrid, en la tierra batida de Palma.

Los cuatro son el gran atractivo del cuadro masculino en Madrid, pero también acechan otros al título. El japonés Kei Nishikori es uno de ellos, y si el pasado año solo una lesión le impidió disputar la final, llega en este tras alcanzar la última ronda en Barcelona y con su juego al máximo.

En el cuadro femenino, la ausencia de la estadounidense Serena Williams abre mucho más las espectativas. La checa Petra Kvitova, ganadora en 2011 y el año pasado, defiende el título ante las amenazas de la polaca Agnieszka Radwanska, la alemana Angelique Kerber, campeona del Abierto de Australia, la española Garbiñe Muguruza y la bielorrusa Victoria Azarenka

La polaca es la que más acecha el número uno de Serena tras ganar en Shenzen este año y lograr las semifinales en Doha, Australia, Indian Wells y Stuttgart.

Kerber aterriza en Madrid tras levantar el trofeo en Stuttgart, sobre tierra, pero la que aparece con más ímpetu es Azarenka, vencedora en Brisbane, Indian Wells y Miami, y finalista en dos ocasiones en Madrid, ante Kvitova y Serena. En la capital española busca su desquite.