América y Monterrey reparten puntos en un intenso y entretenido duelo

Mexico, 2016-04-30 19:21:02 | Redacción ESTO

POR MIGUEL ÁNGEL MÚJICA/@MigueleldelEsto

FOTOS: JORGE BARRERA/@EstoBarrera Y…

UNA semana nos separa del inicio de la liguilla, pero ayer América y Monterrey comenzaron la fiesta.

Juegazo en el Azteca. Águilas y Rayados regalaron un partido meritorio de lucha por el campeonato, 3-3 final.

El poderío de ambos quedó demostrado, no por nada son los máximos aspirantes al título.

Choque de volteretas que finalizó con un resultado más que justo, la paridad entre ambos no dirá gran cosa en la tabla general, aunque sí ilusiona a ambas aficiones, el campeonato puede caer en cualquiera de ellos.

EL JUEGO

El uno contra el dos. El duelo de los mejores equipos en la temporada regular prometió desde el inicio. Demostraron por qué son los máximos aspirantes al título.

Monterrey tomó la iniciativa. Rayados quiso hacer la travesura en pleno Día del Niño.

Fuentes Mori fue el más activo. Rogelio generó la primera. El argentino entró al área, aflojó el cuerpo y se dejó arrollar por Aguilar ¡Penalti para Monterrey! Pabón no se comió las fintas de Hugo, Dorlan abrió el marcador.

América no se desanimó. Con alma de infante fue al ataque.

La fantasía llegó al Azteca. Recortes, bicicletas y jugadas de fantasía fueron a lo que apeló el ave para igualar el marcador.

Osvaldito se las ingenió. El paraguayo levantó el balón en el área, sin dejarla botar la prendió para hacer inútil el vuelo de Orozco, el marcador se igualó.

Las chiquilladas continuaron. Los azulcremas se divirtieron, el resultado se inclinó a su favor. Aguilar sacó la “diablura” en la zona final de Rayados. Pablito la prendió con la testa, la pelota hizo una curva perfecta, pegó en el palo y se fue al fondo de la red.

Con ventaja azulcrema, ambos se fueron al descanso.

Mohamed no se desanimó pese a irse en desventaja. Su equipo respondió con en el segundo lapso.

Los regiomontanos rompieron el encuentro en 20 minutos. De la mano del “Pato” Sánchez la visita le dio la voltereta. Carlos empató las cosas y le dejó un “bombón” a Funes Mori para el 2-3.

América pareció “chamaqueado”. La desesperación se notó con la amonestación de Sambueza. Ambriz mandó a Benedetto, el “Pipa” tuvo la mira chueca. Fue un chispazo el que rescató al local de la derrota.

Oribe se quitó a varios jugadores, cedió para Guerrero, el “Chepe” levantó el rostro y la colgó en el ángulo ¡Golazo del América!

Las Águilas se fueron con todo al ataque. Mohamed reservó sus armas, sacó a Funes Mori por Osorio, el juegazo murió de fea forma, con distintas faltas que cortaron la verticalidad que imperó durante todo el tiempo.

No hubo para más. América y Rayados dieron un partidazo, digno de liguilla e incluso acreedor de una final… ¿Será?