Daniel Gómez afina el florete para Río 2016

Mexico, 2016-05-03 22:13:46 | Redacción ESTO

Foto: Érik Estrella

POR GUILLERMO MARTÍNEZ G.

La confianza en sí mismo la tiene presente todos los días.

Porque desde los cinco años practicaba varias disciplinas; atletismo, natación, basquetbol, futbol, pero ninguno le llenaba para tomarlo en serio.

Así creció Daniel Gómez, quien un día se encontró con un espadachín viendo una serie de televisión, y desde entonces ese fue su deporte predilecto.

“En películas de acción. Fue que hablé al Comité Olímpico Mexicano para saber dónde se entrenaba. Me dijeron de un club y ahí comencé. Llevo como trece años con este deporte y la verdad que me emociona cada vez más. Es diferente a otros porque cada día se busca una rutina acorde al rival”.

Por eso sus pasos para conquistar la clasificación olímpica iban bien guiados por él.

Estar entre los mejores del ranking de América, dan cuenta de este floretista  que llegará a Río de Janeiro con la mente fija en una medalla.

“Voy bien preparado. Te abre la mente el haber estado en unos Juegos. Claro que la primera vez te pones nervioso, es una situación complicada, no sabes cómo manejarlo. Ahora esos detalles los he ido mejorando. Sé que puedo obtener un buen resultado y llegar a una presea”.

Careta, florete y bandera mexicana; acciones y movimientos identifican a este tirador siempre en busca de vencer a los contrincantes.

“Todos nos caemos, pero ahorita Gracias a Dios me está yendo bien, me he sabido levantar con sacrificio, pero es normal. Cuando estás en esto y te apasiona es difícil salir. Involucra mucha dedicación, pero vale la pena”.

En la mirada de Gómez Tanamchi hay muchos aspectos que ha ido acumulando durante su trayectoria.

“Me gradué y me fascinan los temas de las inversiones, la bolsa de valores, me gusta la economía, las noticias, y comer. Pero lo mejor es que llevo cuatro años con mi entrenador Rolando Soler y el apoyo de las instituciones, tanto académicas como deportivas”.

Una de sus frases de Daniel, es buscar ser feliz antes de llegar al triunfo.

“Muchos alcanzan el éxito y son felices, pero hay que serlo antes de conquistar algo. Durante el proceso hay que luchar siempre y después las cosas llegan. El deporte me ha dado todo, salud, conocer otros países y representar a México a nivel internacional”.

Seis horas diarias en los entrenamientos los aguanta gracias a los valores que le inculcaron sus papás Olivia y Carlos.

“En esto no voy solo, es un equipo donde están ellos porque fueron los que me metieron al deporte. Ellos ya me imaginan ganando una medalla olímpica, así que espero que se haga realidad” concluyó.