GALERÍA: Roxana Ábrego...Curvas firmes

Mexico, 2016-05-05 15:47:42 | Redacción ESTO

POR ERNESTO CASTELLANOS G.
FOTOS: JORGE BARRERA

ESTA vez les presentamos a una bella jovencita de 21 años, Roxana Ábrego, poseedora de un cuerpo sensacional, y quien es competidora de “Bikini Wellness”, en donde la gran aspiración es participar en el torneo “Mr. y Miss Olimpia”, que cada año se disputa en Las Vegas, Nevada.
Para los que desconocen esta bonita actividad del fitness (porque participan siempre bellas mujeres), les diremos que hay tres categorías: Bikini, Bikini Wellness y Figura. En cada categoría hay edades y medidas límites, y por ser Roxana una chica de 21 años de edad, queda perfectamente en la categoría Wellness, que significa Bienestar (físico y mental).
Cada año las finales por los títulos mexicanos se llevan a cabo en la Alberca Olímpica de División del Norte.
“No es fácil llegar al máximo torneo que es el Olimpia de Las Vegas. Para eso se tienen que ganar diversos torneos tanto nacionales como en el extranjero. A las finales califican 20 muchachas, y durante la competencia de dos días, primero se eliminan quince, y para la gran final quedan cinco, de las que saldrá la campeona. Las primeras cinco obtienen puntos, en cada torneo durante el año hay ganancia de puntos, y al final del año esos puntos le dan a la competidora un lugar en el ranking”, nos dice Roxana, quien afirma que para ir a la máxima prueba de Las Vegas, necesita puntuar durante un par de años.
Cuando se gana un torneo nacional hay premios en metálico, pero lo más grande es triunfar en torneos como el de Las Vegas, o el “Arnold” de Brasil, porque ahí sí los premios son de bastante dinero.
“Triunfar en el Olimpia significa ganar hasta millones en dólares”, nos dice entusiasmada la guapa Roxana, quien además estudia la carrera de Administración de Empresas, y está a dos años de recibirse. Ella comenzó a asistir al gimnasio para estar en forma y saludable, y quien la animó para entrar a los torneos de Miss Bikini fue precisamente su novio Juan Francisco, al que conoció en el gimnasio.