¡Se aca-boy! Cruz Azul cae ante Tigres y queda fuera de la Liguilla

Mexico, 2016-05-07 19:09:55 | Redacción ESTO

YA ni llorar es bueno…
La “reestructura” en La Noria no sirvió para nada ya que Cruz Azul volvió a fracasar como desde hace 19 años.
Este  sábado La Máquina volvió a decepcionar a la nación celeste al caer ante Tigres 0-3, motivo por el cual sumó su cuarto torneo sin clasificar a la liguilla y por ende los seguidores cementeros exigieron la salida de Tomás Boy del banquillo de La Máquina, pues no cumplió con sus objetivos, Copa y Liga. Con esto los nombres de José Saturnino Cardozo y Gustavo Matosas ya rondan en La Máquina, aunque la última palabra la tomará la directiva comandada por Billu Álvarez.
Por su parte el campeón, Tigres busca refrendar sus título. La victoria con doblete de André- Pierre Gignac y uno más de Sobis colocaron a los nicolaitas en cuartos de final, donde se medirán a Monterrey en una edición más del clásico regio.
La liguilla está más que lista y el buen futbol está por venir.

¡ESTÁ VIVO!
El campeón no ha muerto…
Tras los fracasos en Libertadores y Concachampions. “Tuca” no quería dejar ir la oportunidad del bicampeonato en la Liga MX por lo que desde el silbatazo inicial de Arturo Ramos, Tigres se convirtió en amo y dueño de la pelota.
Pizarro y Dueñas anularon por completo a Baca, Vázquez y Leao, quienes únicamente correteaban la pelota de un lado para otro, motivo por el cual los celestes comenzaron a desesperarse, así que en el instante en que  “Chaco” y Benítez tenían la pelota en sus pies inmediatamente disparaban al arco del “Patón”, quien vigilaba la trayectoria del esférico hasta las tribunas.
Conforme transcurrían los minutos, Tigres intentaba por las bandas con Damián y Aquino generando ligero peligro en el arco de Corona, quien tuvo que emplearse a fondo para evitar la catástrofe.
El desaguisado celeste llegó. Debido a la imperiosa necesidad de ganar el encuentro para colarse a la liguilla, el equipo del “Jefe” comenzó a dejar espacios en el fondo los cuales aprovecharon los nicolaitas para abrir el marcador.
Tras un error de Aldo Leao, Gignac sirvió para Sobis, quien sin pensarla sacó un poderoso disparo cruzado para doblegar a Corona, motivo por el cual el Coloso de la Colonia Noche Buena enmudeció como de costumbre.
Con el marcador en contra, La Máquina metió segunda y se volcó al frente en busca de igualar el marcador, motivo por el cual Nahuel tuvo más trabajo al lanzarse en diversas ocasiones para salvaguardar su meta, convirtiéndose en el héroe universitario.
Parecía que el empate llegaría en cualquier momento pero los fantasmas se volvieron hacer presentes.
Nuevamente un error mató a los celestes. Domínguez perdió la pelota en la mitad de la cancha. La “Chilindrina” cedió para Gignac, quien aprovechó la endeble marca de Mendoza para sacar un disparo al ángulo de Chuy y festejar con un grito que retumbó hasta el Barrial, allá en Monterrey, pues se comenzaba a cocinar el Clásico Regio.
El segundo tanto de los norteños enardeció a los cementeros quienes buscaron acortar distancia. Una y otra vez tocaron la meta de Guzmán pero nadie podía abrir la fortaleza, hasta que el “Piloto” Jiménez le regaló un penal a los de Boy. Israel barrió dentro del área y se llevó a Ariel Rojas, motivo suficiente para que el colegiado marcará la pena máxima.
Nadie mejor para cobrar que el ídolo celeste. “Chaco” tomó la pelota, la acomodó con frialdad y sacó un disparo que se estrelló en la base del poste, el rechace le quedó a modo y cabeceó pero Nahuel detuvo, aunque el nazareno ya había marcado fuera de lugar.
El yerro de Giménez acabó con la esperanza cementera, ya muchos comenzaban a salir del estadio Azul minutos antes de que culminará la primera mitad.

CLÁSICO REGIO
Para el complemento, Boy movió sus piezas e ingresó al campo de juego a Guerrón y Fabio Santos en lugar de “Chaco” y “Maza” respectivamente por lo que mando a Baca a la central, un cambio inexplicable.
Ya con los movimientos tácticos, Cruz Azul buscó un gol que le devolviera la esperanza, por lo que comenzó arremeter en contra de la portería felina, pero la zaga comandada por Juninho y Ayala detuvo estoicamente los embates de su ex compañero Joffre y Joao, quien debido a la desesperacion por no anotar perdió la cabeza y le impactó un cabezazo a Nahuel Guzmán, para de esa forma irse a las regaderas y dejar a su equipo con inferioridad numérica lo que hizo más difícil la “remontada”.
Con la sanción de Rojas, Tomás metió a Vuoso por Vázquez para buscar un golpe de suerte pero el “Toro” nunca apareció.
Tigres sentenció el partido de la mano de Gignac. André aprovechó un servicio de Zelarayán para marcar su décimo tercer gol en el Clausura 2016 y enfilarse como campeón de goleo.
Tras la anotación del galo, los aficionados comenzaron abandonar a los cementeros mientras los que se quedaron en las tribunas comenzaron a exigir la salida de Tomás Boy.
Minutos más tarde el colegiado pitó el final del encuentro y con ello un fracaso más de La Máquina, un resultado que ya no sorprende a sus aficionados, quienes “ya sabíamos lo que iba a pasar”