Monterrey apaga el Volcán y deja herido de muerte a Tigres

Mexico, 2016-05-11 21:10:35 | Redacción ESTO

POR MIGUEL ÁNGEL MÚJICA/@MigueleldelEsto

FOTOS: JESÚS TÉLLEZ/@TelleFoto

ENVIADOS ESPECIALES

SAN NICOLÁS DE LOS GARZA.- El feroz campeón y su Volcán quedaron fríos. Monterrey se metió al Universitario sin miedo, con hambre de victoria, sus figuras terminaron por darle ventaja en la serie ante Tigres y estar a 90 minutos de las semifinales tras el 1-3 final en la ida.

Rayados demostró por qué es el líder del torneo, sus contragolpes lo tienen casi clasificado a la siguiente ronda. Tiene pasta de campeón.

Solamente un milagro traerían de vuelta al aún monarca, vencer a su odiado rival por tres anotaciones en el BBVA Bancomer los pondría del otro lado, algo que luce imposible.

El sábado se espera un partidazo.

EL JUEGO

La Liguilla inició en el lugar donde el futbol se siente al máximo. Con espectacular mosaico y la desesperación Rayada por callar al odiado rival, Monterrey se volvió a dividir por sus equipos. El Clásico 107 arrancó.

El milagro en la Ciudad de México motivó a Tigres. A base de un habilidoso Aquino, los felinos tuvieron la primera. Gignac se plantó a las afueras del área, su disparo se fue a la grada.

Mohamed apeló a la verticalidad de su equipo. Los del Monterrey no desaprovecharon la primera. Cardona sacó la “varita mágica”. Edwin dejó solito a Sánchez, el “Pato” la prendió para silenciar el Volcán. ¡Gol de Rayados!

El Clásico se prendió.

Nahuel se equivocó en una salida, el portero interceptó un trazo largo, Guzmán tocó mal, Cardona casi lo vacunó desde medio campo, la “caprichosa” se fue por un costado.

La grada apoyó a sus felinos. El visitante replegó, gran error.

Sóbis se las ingenió, con media vuelta el brasileño igualó los cartones.

Tigres estuvo feroz. Aquino brilló por la banda derecha, se quitó en todas a Ayoví, la mira chueca de Gignac evitó el zarpazo de la ventaja. Cuando mejor se veía, Rayados dio golpe de autoridad. Pabón descolgó con velocidad desde medio campo. Dorlan la clavó en el fondo de la red con disparo imposible para Guzmán.

El descanso llegó.

Monterrey volvió a las andadas, aunque ahora sí le funcionó.

La UANL buscó por todos los lados. Aquino fue el mejor, su velocidad e individualidades fueron un dolor de cabeza a tal punto que Ayoví salió del campo por el “Gringo” Castillo.

Tigres fue el mejor. Dueñas probó de zurda, Gignac tuvo un par y Sóbis también intentó, un gigantesco Jona Orozco tapó todo, aguantó los zarpazos pero no dejó entrar la pelota a su red.

Ferretti no soportó más. Zelarayán y el “Quesos” Fernández fueron a la cancha. Con todo el arsenal en el ataque Tigres simplemente no pudo.

Un descuido sentenció el partido. Jugada individual de Castillo dejó a Funes Mori frente al marco, Rogelio se dio la vuelta, frente al marco no perdonó. Jaque mate.

El Universitario se apagó por completo. El pitazo de Luis Enrique Santander terminó todo.

La hazaña luce complicada, un milagro mantendría al campeón vivo, su reinado parece haber llegado a su fin…