Pablo Milanés, Óscar Chávez y Fernando Delgadillo, en el Auditorio

Mexico, 2016-05-19 10:29:49 | Redacción ESTO

Foto: Alberto Montalvo

POR GUILLERMO MARTÍNEZ GONZÁLEZ
FOTOS: ALBERTO MONTALVO

Para: Aidé H.

LA noche desplaza su encanto hacia el recital de tres trovadores que se unieron en histórica velada.
Pablo Milanés, Óscar Chávez y Fernando Delgadillo se encontraron como piedras del camino en el Auditorio Nacional, e hicieron cantar en una sola voz a miles de asistentes que gozaron anoche de su presencia.
“De poeta a poeta” fue el encuentro. Unidos en el aliento del mes de mayo. Grafiteando con sus voces los recuerdos románticos del metafisiqueo amor que nunca se agota.
Cada canción fue una fraseología que no pudo contener los suspiros salientes de la sustancia humana. Con viejos y nuevos ingredientes poéticos arriba de un escenario donde tal vez no se vuelva a repetir esa unión.
Olas de inmenso sentimiento y conciencia exclamativa. Versos dedicados a las musas que nos llevan “al fin del mundo”, a las preguntas de la vida pulidas para un mundo imaginario.
Éxitos que siguen vigentes, contemplando los caminos que han sembrado estos músicos.
Generaciones de amorosos ceceacheros, preparatorianos, universitarios o del pueblo, viendo esta unión donde los ideales son la religión de los no vencidos.
Vagabundos que han arrasado con su canto, con esas eternas melodías de soñadores democráticos en un mundo imparable en su violencia, pero que ellos están para darle un poco de sabor a la existencia.
Pablo el querido, el cubano creador de la trova; Óscar el revolucionario, el Caifán ídolo de la juventud rebelde pero consciente, y Fernando, el de “la importancia de verte, morderte los labios… siguiéndote con la cabeza en la imaginación”.
“Si el poeta eres tú…”, así fueron ellos durante las estrellas coloridas de esperanzas, del “jardín bello y sin dolor”. Profundos en sus remembranzas. Seduciendo a sus seguidores con la encomienda de nunca dejar de creer en los amores platónicos donde “quedan restos de humedad…, en el breve espacio en que no está”.
Milanés, Chávez y Delgadillo reunidos por una causa, ya que lo recaudado será donado a una institución de educación y eventos culturales.
Y aunque el sueño duró muy poco con los tres trovadores, queda tiempo para seguir levitando y dibujar la cara de ella en el mar.