El entrenador atrás del deportista, Manuel Cortina

Mexico, 2016-05-26 21:40:22 | Redacción ESTO

Fue campeón panamericano y estuvo en los Juegos Olímpicos de Beijing, pero las lesiones hicieron que el piragüista Manuel Cortina dijera adiós a las competencias y comenzara un nuevo desafío como entrenador.

Entonces formó una escuela en su natal Veracruz, donde tiene cerca de 60 deportistas a su mando en las rivieras deTuxpan.

Ahí muestra sus enseñanzas, su aprendizaje en Copas, Centroamericanos y Mundiales.

Cortina se ha convertido en un guía. Es un maestro hecho en México, y con humildad desea que los jóvenes sean referentes en el deporte para que el país y el canotaje figuren a nivel internacional.

Manuel sigue siendo carismático, sencillo, trabajador. Sin egos y sí mucho por seguir aprendiendo para que sus pupilos tengan la mejor preparación posible.

Es joven, y si las lesiones no lo hubieran alejado de las pistas, ahorita estaría compitiendo para alcanzar un boleto a los Juegos Olimpicos.

Pero gracias a su escuela, logró que uno de sus alumnos lograra el anhelado pase y eso lo tiene contento.

“Con gran placer quiero aprovechar para notificar que nuestro atleta Heliud Pulido, del Club de Canotaje Tuxpan, consiguio su pase a los Juegos Olimpicos de Rio 2016. Son sentimientos que no pensé tener en tan poco tiempo. Él es un muchacho ejemplo de perseverancia y valor. Además de su familia que siempre lo han empujado a el y a mí, a superar todas las dificultades que nos han puesto en el camino. Pero sobre todo a Dios, por poner a mi lado a grandes deportistas”, dijo a través de su face.

Cortina viajó a través del deporte, conoció otros idiomas y otras culturas. Y eso desea que también le suceda a los jóvenes que están entrenando con él. Por ello los instruye a alejarse de las malas compañías para que sean el futuro de México en el deporte. Así es Manuel Cortina, un joven emprendedor y ganador en el canotaje.

“Estoy contento de ver crecer a un atleta desde los inicios. Y más que hayn uno casi clasificado a la maxima justa. Es algo muy bonito porque es un camino de 4 años que con carencias y piedras hemos avanzado. Nos llena de orgullo”. (Guillermo Martínez)