Secuestros a deportistas, una historia repetida

NUEVAMENTE el crimen organizado cimbró al medio futbolístico y deportivo, con el secuestro de Alan Pulido, delantero del Olympiacos de Grecia, en su tierra natal, Tamaulipas, en la madrugada del domingo.

RUBÉN OMAR ROMANO

EL martes 19 de julio de 2005, el entonces técnico de Cruz Azul Rubén Omar Romano fue secuestrado al salir del entrenamiento en La Noria, por Xochimilco.

El hecho se dio cuando un par de camionetas, una trail blazer negra con placas de Tlaxcala y una tracker blanca, interceptaron la camioneta BMW plateada del timonel, lo bajaron del auto, lo golpearon y lo metieron a uno de los mencionados automóviles. Las primeras versiones indicaron que el estratega fue trasladado a un atos azul que fue robado en el mismo momento y en ese lugar.

Inmediatamente el Grupo Antisecuestros de Secretaría de Seguridad Pública del Gobierno del Distrito Federal (ahora Ciudad de México) tomó el caso en sus manos y el 22 de septiembre, 22 días después, fue liberado.

EL PAPÁ DE CAMPOS

Tras 10 días de estar en cautiverio por un grupo organizado, el padre de Jorge Campos, Álvaro el “Ñoño” Campos González (qepd), fue liberado, en 1999. El 17 de febrero de ese año, mientras el tricolor jugaba la Copa Kirin en Hong Kong, el “Ñoño” fue secuestrado. Jorge Campos regresó de inmediato para hacer las negociaciones del rescate de su padre, quien fue liberado el 27 del mismo mes; sus captores lo dejaron a un kilómetro de donde se encontraba un retén de la PGR en la carretera Acapulco Zihuatanejo.

TAMBIÉN LO SUFRIERON

Este caso no es único a nivel internacional, ya que algunas estrellas consagradas también fueron presas de este mismo cáncer social, tanto en el futbol como en otros deportes. Y aunque algunos no lo sufrieron personalmente, sí por el lado familiar.

DI STÉFANO

El mítico del Real Madrid fue privado de la libertad cuando viajó con el conjunto merengue a Caracas, Venezuela. Corría el año de 1963 cuando dos supuestos policías le pidieron que los acompañara a declarar, ya que lo habían relacionado con el tráfico de estupefacientes, pues tenía el mismo nombre del principal sospechoso. Con esto, miembros de las Fuerzas Armadas de la Liberación Nacional de Venezuela se llevaron al jugador y anunciaron que era un secuestro, el cual duró 72 horas.

Fueron 25 días los que estuvo cautivo Quini, jugador del Barcelona en 1980. La desarticulación de la banda que cometió tal delito días después, tras ser detenido uno de sus integrantes, dio por finalizado el cautiverio en que estuvo el elemento blaugrana.

Ralf Edstrom, exfutbolista sueco, fue secuestrado en Argentina, en plena Copa del Mundo de 1978. Tras un fuerte interrogatorio por supuestos militares locales, fue liberado al mostrar una credencial que lo acreditaba como miembro de su delegación.

Los colombianos Andrés Estrada Murillo y Roger Martínez también fueron privados de su libertad. El primero, Murillo, estuvo cautivo dos días por las Fuerzas del Ejército de Liberación Nacional (ELN), pero al ver que erraron en la persona, lo liberaron.

Roger Martínez, recientemente, en octubre de 2015, fue secuestrado junto con su representante en Buenos Aires, Argentina. Una banda lo llevó a Avellaneda y horas después apareció, junto con su representante, desnudo.

El "Hachita" Ludueña anuncia su retiro de las canchas

Daniel Emanuel Ludueña jugó para Tecos, Pachuca, Pumas, Santos y Tampico

César Ramos pitará el Cruz Azul vs León

Ramos no tuvo actividad la jornada anterior

La AMFPro sigue de cerca los adeudos en Veracruz

Manifestó que debería existir un sindicato de técnicos para que regulen cualquier anomalía

Cancha del Azteca no mejora ni con parches

El césped híbrido que se ha colocado no puede adaptarse al terreno del inmueble.

LO ÚLTIMO
LO MÁS VISTO
Newslwtter
NOTICIAS