El Vía Crucis del "Pana" desde aquella tarde trágica

Mexico, 2016-06-02 22:20:03 | Redacción ESTO

El pasado 1 de mayo, el matador de toros Rodolfo Rodríguez “El Pana” pisó la Plaza de Ciudad Lerdo, Durango. Se anunciaba en una corrida mixta ante ganado de Suárez del Real y Guanamé con el novillero Jesús Sotomayor y los Recortadores Españoles. En el primer toro de su lote, Rodolfo ya había sido arropado sin mayores consecuencias, aunque sí en forma aparatosa. En su segundo astado, mientras el torero daba los primeros lances de tanteo al toro que corría pegado a tablas, éste arrolló a Rodolfo lanzándolo al aire, no parecía más que eso. Sin embargo, “El Pana” cayó de cabeza, sufriendo una severa lesión en las vértebras con importante contusión de la médula.

Fue trasladado al Sanatorio Español de Durango, en su trayecto tuvo que ser atendido en una clínica de Gómez Palacios debido a que presentó un paro respiratorio. Al otro día, los médicos daban a conocer una lamentable noticia: “El Pana” quedó cuadrapléjico.

Nueve días más tarde Rodolfo fue trasladado vía aérea al Hospital Civil de Guadalajara, ya que los seguros de gastos médicos de la empresa y Asociación de Matadores estaban agotados.

En la Perla Tapatía, el torero permaneció en terapia intensiva hasta el pasado miércoles 25 de mayo, día en que abandonó este sitio gracias a que se encontró estable por más de 24 horas y por solicitud de la familia. Finalmente ese día el matador de toros llegaba a piso, aunque con medidas importantes para que no tuviera complicaciones.

Este mes la salud de Rodolfo fue un sube y baja. No había parte médico que dijera: “fuera de peligro”, nada era seguro. Los galenos habían dicho que el torero necesitaba un milagro. Respiraba por medio de un ventilador y su cuerpo estaba lleno de tubos.

Recientemente el doctor Francisco Preciado decía que el 98 por ciento de este tipo de lesionados muere al instante. “El Pana” fue del dos por ciento que por algún motivo permaneció vivo un mes.

El dos de junio de 2016 murió de un paro respiratorio.