Blatter y Valcke fueron denunciados

Mexico, 2016-06-03 22:44:51 | Redacción ESTO

El ex presidente de la FIFA, Joseph Blatter, así como los dos últimos secretarios generales, Jérome Valcke y Markus Kattner, percibieron más de 79 millones de francos suizos entre salarios y bonos durante los últimos cinco años, según los abogados que han realizado una investigación interna en la organización.

 

“La evidencia parece revelar un esfuerzo coordinado de tres antiguos altos directivos para enriquecerse mediante aumentos de salario, bonos de la Copa del Mundo y otros incentivos”, afirmó Bill Burck.

 

FIFA trasladó esta información al ministerio público de Suiza y también la remitirá al Departamento de Justicia de Estados Unidos, dentro de su compromiso para cooperar con las autoridades y la política de tolerancia cero con la corrupción.

 

Los tres investigados arreglaron contratos que les beneficiaban y algunos de los cuales podrían haber violado las leyes de Suiza, con las consecuencias penales que esto generaría para ellos.

 

El 23 de mayo, Kattner fue separado de su cargo, en el que había sido responsable de finanzas, tras haberse establecido que violó sus deberes fiduciarios.

 

La manera que Katter, Valcke y Blatter utilizaron para enriquecerse fue mediante enmiendas introducidas en sus propios contratos, los que resultaron en pagos masivos a su favor entre 2011 y 2015, ya que los firmantes de estos contratos eran los mismos que debían aprobarlos.

 

En defensa de Blatter, uno de sus abogados aseguró que los ingresos obtenidos por el suizo eran justificados.

 

“Esperamos que la FIFA demuestre que los pagos de compensación al señor Blatter eran adecuados, justificados y acordes a lo percibido por los responsables de las principales Ligas de deportes profesionales en todo el mundo”, dijo Richard Cullen.

 

El escándalo en el órgano rector del futbol mundial se desató el 27 de mayo de 2015, tras una operación en Zúrich, que terminó con siete dirigentes detenidos a pedido de las autoridades estadounidenses. En total son 14 los imputados por el Departamento de Justicia por sobornos y comisiones de hasta 150 millones de dólares desde 1990, nueve cargos de FIFA y cinco empresarios relacionados con el futbol.