GALERÍA: Irina Voronina, polvos mágicos

Mexico, 2016-06-05 12:55:29 | Redacción ESTO

POR GRACIÁN DE HERRERA

 

La modelo y actriz rusa Irina Voronina, una de las conejitas de Playboy del nuevo milenio, cada día se renueva, descubre y adivina. Son los polvos mágicos que propaga por los caminos de su ser, de su interior que abraza en el dominio de su existencia.

 

Han pasado 15 años, enero del 2001, desde que mostró sus atributos en la revista de caballeros como suelen decir de la publicación global que va con los tiempos de la estética femenina. Las rubias predominan e Irina no ha dejado de deslumbrar con el oro de su origen, tierra bañada por el trigo en la fecunda primavera.

 

Ella se funde en las playas del mundo, retoza con el gusto de tener a casi tres millones de seguidores en las redes sociales. Sus piernas son perfectas, tan largas como su estatura emocional que le permitió a los 20 años llegar a Milán, donde inició su carrera y gracias a Marylin Grabowski se convirtió en conejita.

 

Su escultural figura, inocente mirada y sonrisa que se extiende como una rosa bajo el sol, llamaron la atención de fotógrafos de reconocido prestigio, entre ellos: Teri Richardson, Mathew Rolston y David La Chapelle. Quizá la tengan presente en campañas de afamadas marcas de bebidas y en numerosas revistas.

 

También adoptó labores periodísticas para un programa de radio semanal de Playboy donde entrevistaba a celebridades. En su calidad de actriz ha tenido papeles en series de comedia y cine – como indica su biografía-: una extranjera divertida, además de llamar la atención por su capacidad de improvisación.

 

Irina tiene apariciones públicas vestidas de conejita, aunque la preferimos en la playa, donde desparrama las notas del sabor a vodka, transparente licor que sacamos del refrigerador para enfriar nuestra mente, mientras ella se eleva como un Fénix en el horizonte, en playas recónditas donde la podemos aprender un poco de ruso o al menos pedir un coctel con sus labios dibujados en la copa.

IRINA 4

 

Irina