Las reinas del ring, agasajo visual

Mexico, 2014-09-03 10:26:28 | Redacción ESTO

POR GUILLERMO MARTÍNEZ G.
FOTOS: JOSÉ LUIS GARCÍA

LAS bellezas del Ring convivieron en el diario ESTO, por su 73 Aniversario.
Son las chicas del Consejo Mundial de Lucha libre.
Las que deleitan al público con su presencia y sus mini-atuendos.

Coquetas, alentadoras, bailadoras y esculturales, comieron con la familia del Diario de los Deportistas.
Con sus tallas femeninas hicieron imaginar pasiones en los paraísos del creador.

Liz Rico, Ana Karina Pérez, Gaby Bos y Jaanika Puronen tienen el glamour del deseo en su presencia, en sus sonrisas.
Gustosas convivieron con la familia del Diario de los Deportistas.

Comieron y disfrutaron su estancia con todos los presentes, que además les recomendaban los deliciosos platillos que había.

Son las féminas que desde niñas soñaron pisar un escenario con su talento, pero que nunca se imaginaron ser las reinas de los encordados, donde son queridas por el público que siempre les pide una foto.

“La verdad es que nos divertimos bastante porque nos gusta. Todas tenemos nuestras profesiones, pero además nos gustan las artes, la danza, el ejercicio y mostrar nuestra sensualidad para que nos admiren”, dicen sonriendo las deidades.
Para ellas es normal salir en trajes sugestivos, provocativos, que le dan el colorido en cada presentación del CMLL.

“Es bonito porque hay veces que nos esperan más a nosotras para tomarse la foto que a los propios luchadores. Incluso nos mandan flores, regalos, y ya tenemos hasta nuestros seguidores que nunca faltan para aplaudirnos o halagarnos”.

Así se han adaptado a convivir con el ambiente que se arma en las funciones de lucha libre. A manejar sus roles de mujeres deseables en todo tipo de público, tanto en hombre como en mujeres.

“Las mujeres sí nos gritan más feo, nos dicen aguadas. Pero los hombres y los niños son más respetuosos. Pero todo es parte del espectáculo. Y nosotras también buscamos la forma de tener una identificación propia con el público”.

Así disfrutaron y deleitaron con su presencia. Además de que pidieron que el ESTO siga por muchos años más, y mandaron miles de besos a los lectores, quienes no se deben perder las páginas donde salen estas hermosas mujeres creadas por la naturaleza.