Ismael Hernández rumbo a Río 2016, con apoyo del Ejército

Mexico, 2016-06-15 22:51:32 | Redacción ESTO

Foto: Martin Montiel

POR GUILLERMO MARTÍNEZ G.

EL cabo de educación física y deporte, el pentatleta Ismael Hernández, continúa su preparación rumbo a los Juegos Olímpicos de Río 2016, en el CDOM.

Él forma parte de la larga lista que tiene el Ejército Mexicano afiliados a sus filas, entre los que también se encuentra la dos veces medallista olímpica, María del Rosario Espinoza.

Para Ismael Hernández, el apoyo de institución ha sido fundamental desde su preparación para la Justa Veraniega.

Por eso, el pentatleta dice ser un digno representante y que lleva los valores que le han inculcado así como la disciplina, para completar satisfactoriamente su ciclo olímpico.

“Me han apoyado bastante, además de mostrarme los valores de portar el uniforme y la bandera mexicana. Por eso me siento contento de pertenecer al Ejército. Mi general Salvador Cienfuegos se ha comprometido cien por ciento con los deportistas militares. Tuvimos una ceremonia de ascensos y fue muy bonita porque reconocieron el esfuerzo que ponemos día a día en los entrenamientos y las competencias en nombre del país”.

Ismael entrena con la playera verde olivo. Cada gota de sudor dice que es el esfuerzo para llegar al éxito, a la gloria buscada en las competencias. En la mañana hace natación en el Centro de la Salud del Ejército. Posteriormente se traslada al CDOM para practicar la esgrima.

Toma un descanso y por la tarde continua el trabajo deportivo. Y para montar, lo hace en el Estado Mayor Presidencial.

“Pista y carrera también en el COM, son rutinas que diariamente hacemos con entusiasmo, principalmente porque sabes que representas a una nación. Todo de cara a lo que serán los Juegos Olímpicos”.

Ismael entrena al lado de varios deportistas que también desean un día lograr estar en unos Juegos Olímpicos.

Mientras tanto, siguen los pasos del pentatleta que forma parte de las Fuerzas del Ejército.

“Estoy en mi mejor momento. Falta desarrollar un poco la natación y la esgrima, por lo que haremos cosas diferentes, probar cada ángulo para llegar en buen término a la justa veraniega”.

Dijo que hace un tiempo estaba nervioso, estresado, pero conforme las cosas le fueron saliendo mejor, la confianza llegó a de nueva cuenta a su ser.

“Al final te das cuentas que Río 2016 no es una competencia de un solo día, sino son cuatro años que viene uno librando obstáculos, con mejor mentalidad y de cosas que la vida nos pone de forma diferente, pero que debemos afrontar y buscar la forma de luchar para salir adelante”.

Agregó que para él es una fiesta lo que se vivirá en Brasil, y fue uno de los invitados.

“Por ello debemos contagiarnos de esa felicidad, de ese gozo. No me gusta pronosticar medallas, pero sin duda que lucharé hasta lo último para llegar al podio”.