¡Goleada histórica! México cae 7-0 ante Chile

Mexico, 2016-06-18 20:29:15 | Redacción ESTO

POR LUIS GARCÍA OLIVO/@LGO2184

ENVIADOS ESPECIALES

SANTA CLARA.-Antes de hablar de marcas e imbatibilidad, distinciones que solamente alimentan el ego. Chile le dio a México un baño de auténtica humildad. Los andinos los bajaron de sus nubes y con un baile de autoridad de principio a fin le recetó siete goles que lo dejan fuera de la Copa América Centenario y de paso le impuso la derrota más escandalosa dentro de la historia del torneo.

Desde 1928 con una caída de 7-1 sobre España, México no había sido humillado en torneos oficiales como lo de anoche en el Levi´s. La gente no soportó la humillación y antes de tiempo le dio la espalda a su amado Tricolor que con “oles” y hasta “pu…” reprobaron el descalabro de los de Osorio. La racha finalmente terminó, el camino de imbatibilidad quedó en 22. Chile le enseñó al Tricolor cómo se juega en estas fases. Con autoridad y mano en la cintura reflejó todos los errores.

El colombiano no le dio al clavo en el tema de sus rotaciones. Los cambios le fallaron y terminaron por marcarlo, a partir de ahora, para ser el entrenador de las últimas eras que cargará con el numerito.

Póker de Eduardo Vargas, doblete de Puch y uno más de Alexis Sánchez evidenciaron las carencias mexicanas a nivel defensivo y donde las “figuritas” de “Chicharito”, Guardado, Layún, Moreno y Ochoa pasaron inadvertidas, si vinieron ni aparecieron. Adiós al Tricolor, de regreso a México, Chile dejó en claro quién es el rey de América.

 

EL BAILE

Venezuela resultó ser una pequeña probadita para lo que México tuvo enfrente en Santa Clara, Califiornia. Otra mala versión en la primera mitad hizo que el equipo de Osorio nuevamente iniciara con el marcador en desventaja. Contra las cuerdas.

Una perfecta escuadra chilena borró por completo a México en todos sus horizontes. La Roja mostró su poderío desde que comenzó a rodar el balón. México sin salida y sin pelota vio cómo un trazo largo de Díaz encontró a Puch para anidar el primer tanto ante las garantías defensivas que otorgó Néstor y Moreno. Ochoa escupió el balón, pero fue una lenta reacción de Araujo la que provocó que Chile se fuera al frente.

Espantado e incrédulo, el equipo azteca no funcionó por más que el colombiano apostara con sus mejores elementos y un sistema basado en el 4-3-3. El esquema que hasta el momento le había dado dividendos.

Ante el gol, el Tricolor mostró destellos, adelantó posiciones y la pelota la lograba sacar de su zona y hasta ahí. No avanzaba con más peligro. Chucky era el animado por la banda derecha, su juventud no lo ponía a competir con Fuenzalida, Medel o Jara. Por la otra banda, “Tecatito” también metía ritmo, burlaba y encaraba sin suerte.

Enseguida, Chile volvió a su dominio. Primero con un gol que se anuló en fuera de lugar y más tarde con otro error defensivo que Paúl, Moreno y Araujo regalaron para que Eduardo Vargas con genialidad pusiera el 2-0. Mal México y excelente Chile. No aparecieron los Guardado, Layún, Herrera y “Chícharo”, pero sí los Vargas, Alexis y Vidal.

El entretiempo arribó y todos imaginaban que hasta ahí quedaría el baile. Osorio mandó a la cancha a Peña y Raúl en busca de hacerle frente a la humillación. La idea solo quedó en el intento. Chile nuevamente fue adelante. Manifestó ser mucha pieza. Dos goles seguiditos en obra de Alexis Sánchez y el “Turbo” Vargas redondearon la tragedia mexicana.

Con un Tricolor derrumbado y hasta inédito en la era de Osorio, Vargas puso el quinto. México ni siquiera metió las manos y nunca conoció el espíritu de reacción.

Solamente era cuestión de que el reloj avanzara para que finiquitara el desastre. Con personalidad, Chile le enseñó a México cómo se juega en estas fases y el público que siempre les acompañó en esta aventura no les perdonó la humillación.

En un desastre total y sin estímulo de reacción, Eduardo Vargas anidó su cuarto de la noche con la complacencia de Layún y Moreno. Ver para creer.

Desde la banca, Osorio no encontró respuestas. Márquez tuvo la mirada perdida. Talavera lució frío y la papeleta del colombiano quedó destrozada.

La cosa no paró ahí, Puch hizo el séptimo de la noche. Redondeó la humillación. El peor juego de la era Osorio, todo gracias a jugadores de “élite” y no “figuritas”.

Chile mostró ser el rey, México un lacayo. El Tricolor tuvo un baño de humildad. Las marcas y rachas solamente engrandecieron su ego. El Tricolor llegó a su fin y firmó el primer fracaso en la era Osorio.

 

Las Acciones del juego

Alineaciones:

México: Ochoa, Aguilar, Araujo, Moreno, Layún, Guardado, Dueñas, Herrera, Tecate, Lozano y Hernández.

Chile: Bravo, Fuenzalida, Beausejour, Medel, Jara, Vidal, Aranguíz, Díaz, Puch, Sánchez y Vargas

¡Arrrrrrrrranca el partido!

Al 20′, Gooooooooooooool de Chile,  Puch, atento al rebote, manda el balón al fondo. México 0-1 Chile.

Al 44′ , Gooooooool de Chile, el segundo, Chile se pasea por el área y Vargas define bien. México 0-2 Chile. Al 47′, Gooooooool de Chile, el tercero. México falla en la salida y Alexis lo aprovecha. México 0-3 Chile. Al 52′, Gooooooool de Chile, el cuarto. Vargas no falla en el mano a mano y marca el cuarto. Ya es goleada. México 0-4 Chile. Al 57, Gooooool de Chile, el quinto. Vargas, atento al rebote, la manda a guardar. México 0-5 Chile.

Al 75′, Goooooooool de chile, el sexto. Vargas firma una goleada histórica. México 0-6 Chile