Croacia teme que radicales provocen disturbios

Mexico, 2016-06-20 09:22:22 | EFE

Foto: AP

En espera de la sanción que la UEFA adopte hoy por los incidentes causados por sus ultras en el partido contra la Croacia-República Checa el viernes, las autoridades de Croacia están tratando de prevenir desordenes similares mañana cuando los balcánicos se enfrenten a España

“Estamos tomando todas las medidas operativos disponibles, que, por razones comprensibles, ahora no podemos revelar. Estamos en constante contacto con la policía francesa”, señaló a Efe un portavoz del ministerio del Interior croata en Zagreb.

El ministerio ha identificado 25 personas que participaron en los incidentes del pasado viernes, cuyo comportamiento fue calificado como “bárbaro”.

Las autoridades croatas creen que la mayor parte de estos “hooligans” sigue en Francia, pero el Ministerio del Interior croata asegura haber facilitado a la policía francesa todos sus nombres, para que sean detenidos.

El diario croata “Jutarnji list” asegura hoy que estos ultras tienen entre 26 y 36 años de edad, que se trata en su mayoría de varones no casados que trabajan y que tienen un objetivo común: derribar a la cúpula de la Federación de Fútbol Croata (HNS).

Por su largo historial de violencias y desmanes racistas, HNS es una de las más sancionadas de Europa.

Los principales grupos de aficionados partirán rumbo a Burdeos mañana por la mañana, en medio de enormes medidas de seguridad en los pasos fronterizos croatas, donde la policía tratará de impedir el paso de los elementos más radicales.

Según “Jutarnji list” de Zagreb, la policía pretende detener a todos aquellos que figuran en una lista de los 326 aficionados croatas que ya tienen antecedentes o son considerados peligrosos.

Los analistas consideran que los incidentes a largo plazo no podrán evitarse sin resolver antes otros problemas más profundos en el fútbol croata.

Se trata sobre todo de la enemistad entre los aficionados y la HNS, presidida por el exmadridista y mejor futbolista croata de todos los tiempos, Davor Suker.

La derecha conservadora y nacionalista en Croacia, incluida la actual presidenta del país, Kolinda Grabar-Kitarovic, culpan de los desordenes a los ineficaces gobiernos de centro izquierda.

Después de lo sucedido en el partido contra la República Checa, la presidenta dijo que los transgresores provienen de “círculos izquierdistas y no patrióticos”.

Sin embargo, la presidenta no reaccionó en el pasado cuando varias veces en su presencia aficionados croatas coreaban el saludo pro-nazi croata.

El gobierno saliente croata de centroderecha celebró hoy una sesión especial dedicada al tema de los “hooligans”, junto con el jefe del servicio de inteligencia croata SOA.

“Creedme, vamos a aprovechar todas nuestras competencias disponibles para prevenir los desordenes”, aseguró ante la prensa el ministro de Deportes y Educación, Zoran Sustar.

La propia HNS ha culpado de los incidentes en Francia a los aficionados del “Hajduk” de Split, conocidos como “Torcida”.

Este grupo de hinchas, por su parte, ha acusado a la HNS de “odio, desprecio y discriminación” hacia todos los croatas que provienen de la región de Split y Dalmacia, en el sur del país.

Estos y otros hinchas, como del principal club, el Dinamo de Zagreb, aseguran que la HNS genera problemas en el fútbol croata.

Le acusan de corrupción y de ser “títeres” del jefe del Dinamo de Zagreb, Zdravko Mamic, el “hombre fuerte” del fútbol croata, actualmente juzgado por malversaciones millonarias. EFE