La "Tigre" también desea trono crucero

Mexico, 2016-06-26 12:16:46 | Redacción ESTO

POR JOSÉ LUIS CAMARILLO

FOTO: JORGE BARRERA

La capitalina Alejandra “Tigre” Jiménez ha mostrado ser dueña de una gran capacidad mental y física, pero sobre todo estar dotada de esa cualidad poco común llamada “voluntad”, como ya lo comprobó al bajar de 140 a 90 kilos de peso, con lo que de paso exhibió “un gran aprecio hacia sí misma”.

A lo anterior sumó un tremendo esfuerzo y una dedicación total para erigirse como nueva campeona universal pesada del WBC y, lo que es más notable aún, hacerlo con solamente seis peleas profesionales.

“La Tigre”, de 28 años y 1.80 metros de estatura, es un ejemplo viviente de que las mujeres pueden lograr todo lo que se propongan.

Con su buen humor habitual, Alejandra Jiménez llegó a ESTO para platicarnos sobre sus planes y, de paso, “saludar a sus amigos”. En esta ocasión, ratificó que varios de nuestros compañeros son sus admiradores.

La invicta pugilista (6-0, 5 KOs) es de esos casos extraordinarios en que un deportista todavía muy novato alcanza el máximo sueño posible. Su conquista cobra mayor relevancia porque consiguió el cinturón más preciado, que es el verde y oro del Consejo Mundial de Boxeo.

Para quienes necesitan de “un poquito más de ánimos” para decidirse a eliminar definitivamente el sobrepeso de sus vidas, Alejandra les dice que “se mira uno más joven”.

“Antes, me saludaban y al referirse a mi edad me imaginaban una persona mayor -explicó-; ahora es todo contrario, coinciden en que me veo como alguien más joven”.

 

CETRO CRUCERO

No hace mucho tiempo que para “La Tigre” hubiese sido “totalmente fuera de lugar” imaginarse como peleadora de la división crucero, con tope de 200 libras o 90.719 kilogramos.

Cuando conquistó la faja universal de peso completo del WBC, marcó 102 kilogramos, y nos hace hincapié en que su cuerpo ganó en masa muscular tras su debut como peleadora de paga -hace menos de dos años- y registrar poco más de 90 kilos.

-Entonces, ¿cómo pensar en la división de los cruceros, lo que ahora le significaría perder 12 kilos?

Alejandra nos explicó: “Hace tiempo que he comentado sobre ese proyecto con mi nutriólogo, David Campos, así como con mi preparador físico Joel Espinoza y mi entrenador Alberto Segura, y, sobre todo con base en la opinión del primero de ellos, llegamos a la conclusión de que puedo meterme a la categoría crucero para disputar el campeonato mundial”.

“Vamos paso a paso -prosiguió-, mis metas son todavía más grandes y quiero marcar historia en una disciplina tan apasionante para mí y para millones en el mundo, como es el boxeo”.

 

ESTADOS UNIDOS

Con ese mismo tono optimista, mencionó que existe el proyecto de hacer campaña en Estados Unidos, algo en lo cual también se trabaja sin precipitaciones.

“El sueño de ser campeona del mundo ya está cumplido y ahora sería extraordinario ir a vencer a rivales extranjeras ante el público estadounidense”, expresó.

La grandota boxeadora quiso enviar un saludo “a mi padrino don Félix Trejo, por todo su apoyo”.

En esta nueva visita al Diario de los Deportistas, le acompañaban Alberto Segura y Joel Espinoza, y su compañera de equipo Isis Vargas.

Isis ya debutó con un triunfo como profesional, en peso pluma. Alejandra no duda al señalar que “Isis será campeona mundial”.

Ambas entrenan en el gimasio Ring Central, aunque “La Tigre” lleva a cabo su preparación física en el modernísimo Golden Boy Gym, instalado sobre el Eje Lázaro Cárdenas, al sur de la Ciudad de México.