Jahir Ocampo, un ser conectado al universo

Mexico, 2016-06-26 21:29:42 | Redacción ESTO

Foto: Martin Montiel

POR GUILLERMO MARTÍNEZ G.

FOTOS: MARTÍN MONTIEL

Con la mejor actitud para presentar a México en los Juegos Olímpicos de Río 2016. Así se encuentra el clavadista Jahir Ocampo, un joven que le gusta la meditación como una forma de sentirse conectado al universo.

“Con todo lo terrestre vinculado a lo espiritual. Trabajo con la parte sensible de la existencia y la relajación. Eso me ha ayudado a soportar las cargas de trabajo, pero principalmente, estar bien con todo lo que me rodea”.

Ahora en sus primeros Juegos dijo que trabaja, come, duerme y vive pensando en una medalla olímpica.

“Pero me ha costado mucho. Nadie me ha regalado nada y cuando llego a la fosa trato de tener una buena actitud para que todo fluya y salga mejor. Hace dos ciclos que peleo por entrar a competir y buscar la presea. Tal vez no era mi momento, en Beijing y Londres no hubiera llegado con la misma mentalidad que ahora tengo. Estoy trabajado mentalmente que me dice que pelearé hasta lo último para lograr mi objetivo”.

La experiencia para Jahir no ha sido fácil.

“Por una cuestión de la rodilla no fui a China. Perdí en el selectivo y prácticamente no deseaba saber nada de clavados. Ni en futbol u otra disciplina pude concentrarme. Lloré por no ir a los Juegos. En ese tiempo era la carta fuerte del entrenador Iván Bautista, así que se cambiaron los papeles. Pero regresé y comencé desde el principio, no me di por vencido y ahora ya pienso en Río”.

Por ello se ha creado un ritual antes de cada clavado, que es sacudir la toalla para que caiga el agua hacia la fosa.

“Tengo un ritual antes de cada clavado que es conectarme conmigo mismo. Mi deporte es de apreciación, no compito con los demás, sino para agradarle al juez y que me dé la mejor calificación. Así me subo en el trampolín, a hablar con Dios, conmigo para tener la fe y la fuerza de que todo se puede”.

Jahir es Teniente de Corbeta en la Secretaría de Marina.

“Me metí ahí para poder concluir mi carrera de mercadotecnia y ahora me están apoydando para hacer una maestría. Llegué después de los Panamericanos”.

Así, mencionó que sigue puliendo detalles junto a todo el equipo de clavadistas comandado por la entrenadora Ma Jin.

“Es una disciplina muy técnica, por lo que cualquier movimiento mal o amplios al momento de la entrada, son cosas que venimos corrigiendo. Cuando me preguntan porqué sigo en esto, es porque hubo la confianza de mis padres desde que era muy pequeño, y el estar clasificado a los olímpicos, es retribuir algo de lo que hizo mi familia porque siguiera creciendo con mayor confianza”.