Solo los grandes están en los Juegos Olímpicos: Gabriela Bayardo

Mexico, 2016-06-27 20:09:56 | Redacción ESTO

POR GUILLERMO MARTÍNEZ G.

FOTO: MARTÍN MONTIEL

Cuando en la prepa les dijeron que escribieran un sueño que deseaban ser de grande, Gabriela Bayardo dijo que esperaba terminar una carrera, mientras que una compañera de pupitre quería estar en unos Juegos Olímpicos.

Con el tiempo los papeles se cambiaron, ahora la arquera Bayardo está clasificada a los Juegos Olímpicos de Río 2016 y su amiga está por terminar una licenciatura.

Son las anécdotas que platica la deportista después de su entrenamiento mañanero.

“Era un hobby el tiro con arco. Me distraía de otras cosas, además me divertía. Cuando comencé a viajar fue que tomé el deporte con más seriedad y ahora todavía no me la creo que estoy en la lista para Brasil”.

Gaby comparte su entusiasmo con todo el equipo de tiro con arco.

“Porque es algo que nos hemos ganado juntas. No podemos colgarnos algo en lo individual cuando sabes que hay mucha gente detrás de tus triunfos o derrotas. Inicié con un objetivo, pero creo que hasta que esté en la competencia es cuando uno se da cuenta de qué tan grande son los Juegos y qué tanto pueden pesar”.

Como mujer dijo que ha encontrado el éxito. Y toma esa responsabilidad con carácter y orgullo de algo que de más pequeña pensaba que no lo lograría.

“Cuando comencé decían ‘la arquera, la arquera’ cotorreando. Pero ahora que estoy en la selección, sé de la responsabilidad que conlleva. Es tener a toda una nación observando lo que haces. Gracias a ello, ves plasmados los resultados de tantos años y te llena de orgullo”.

Mencionó que la ha cambiado como persona.

“Soy más responsable, más trabajadora, incluso más respetuosa. Son cambios que no esperaba, pero con el tiempo he aprendido a manejar la situación. Ahora me gusta la música country, porque vivo cerca de la frontera –Tijuana-. Tampoco tengo un ritual específico, solo te concentras más en la competencia”.

Otra anécdota que recuerda, son sus quince años, mismos que cumplió en un camión en un viaje que hizo de Tijuana a la Paz, donde fue a un evento.

“Fueron como 20 horas, y mi vals y el reventón fue arriba del camión, además de que gané la competencia. Mis papás –Julia y Rosalío- también han sido un gran motor en mi carrera. Siempre me apoyaron y gracias a Dios les estoy entregando buenas cuentas. Hace unos días me entregaron un reconocimiento en la Universidad donde estudio, pero como estoy en la Ciudad de México no pude asistir, por lo que ellos fueron y mi mamá hasta lloró de la emoción. Eso me ayuda a seguir entrenando más fuerte”.

Gabriela Bayardo además dejó su mundo del rock, era darketa y usaban percions y estoperoles en su vestimenta negra.

“Ahora es otra la responsabilidad que tengo. Ya nada más me queda la música de esa etapa, pero fue maravillosa. Aunque ahora asimilo más todo lo que me rodea”.