Diego Real, predestinado para Río 2016

Mexico, 2016-06-27 20:22:41 | Redacción ESTO

POR HÉCTOR REYES

El lanzador de martillo Diego del Real, a sus 22 años tiene ante sí, la experiencia inolvidable sus primeros Juegos Olímpicos de Río 2016. Un talento regiomontano que disfruta su deporte, tal y como debe ser, jugando, como también lo hizo en el futbol americano a partir de los 6 años.

Asistió al Encuentro Atlético de Verano Eureka para probar los avances en su preparación, porque era un viaje corto, tuvo buenas condiciones, excelente jaula y círculo, pero lo más importante, logró el resultado que esperaba en este simulacro para Juegos Olímpicos.

“Estamos preparando los tres lanzamientos clasificatorios, recordemos que no podemos pensar en una final si no hemos superado el primer paso, que es la clasificatoria. Por lo tanto, vimos que mi mejor resultado que tuvimos en la competencia fue mi segundo lanzamiento (71.68 – 73.50 – fault) Queremos que los tres primeros lanzamientos sean los mejores y pasando a la final es otra historia”.

Confió en las autoridades, le dieron todo su apoyo, se acercaron a él y le dijeron que estuviera tranquilo, que hiciera lo suyo, logró la marca y la ratificó. Ahora luce una playera que tiene grabada en la espalda su nombre y Río 2016. También ignora si hay una relación de parentesco con la olímpica de taekwondo Mónica del Real.

Dentro de dos semanas participará en el Campeonato Norteamericano y del Caribe de Atletismo en el Salvador, con el 97% de lo proyectado para Juegos Olímpicos.

Nuestra preparación siempre ha sido metodológica, científica y cuántica. Los números están establecidos, proyectados y las fechas establecidas para ello”, señaló el atleta, que empezó a practicar el martillo desde adolescente y a la vez jugaba el futbol americano. A los 14 años era delgado, coordinado y muy rápido.

“Un día me dice, estaba en el futbol americano, por eso me dice: coach, usted y yo vamos a hacer grandes cosas. Yo lo miraba y decía ‘está loco este niño`. Le respondí: sí mijo, vamos a hacer grandes cosas; y aquí está, estamos, vamos por ese camino”, declaró el entrenador  de origen cubano Alejandro Laverdesque, responsable de lanzamientos en la Universidad Autónoma de Nuevo León.

“Diego es un hombre de 80 metros para futuros Juegos Olímpicos, con sus perspectivas por la edad que tiene y entonces, simplemente encontré en él un atleta muy disciplinado, más maduro, acaba de cumplir 22 años, pero como si tuviera 26 por la madurez y eso es lo que necesita un entrenador”, destacó Laverdesque. Diego ocupa la décima posición de la clasificación mundial con una marca de 77.49 metros.