Alejandra Terán, orgullosa de estar en Río 2016

Mexico, 2016-06-30 18:54:55 | Redacción ESTO

POR GUILLERMO MARTÍNEZ G.

FOTO: RAMÓN ROMERO

Independiente.

Dictadora de su destino.

Orgullosa de haber derribado barreras con su espada, para clasificar a los Juegos Olímpicos de Río 2016.

Para Alejandra Terán, el silencio es su mejor aliado.

Ahí crea sus aventuras. Formula sus retos para alcanzar la máxima presea.

“Disfruto hablar conmigo. Antes de entrar a la esgrima practicaba futbol, básquetbol, luchas pero con puros niños. Recuerdo que llegaba a casa con moretones, llena de lodo, las calcetas y las rodillas negras. Hasta al futbol americano le hacía. Hiperactiva pero siempre con hombres”.

Posteriormente se fue adentrando a la esgrima.

“Siempre buscando la versión de ser yo misma. Exigiéndome. Pensando en mejorar y con filosofía encontrar alternativas para la vida y el deporte”.

Su mamá María del Refugio y hermana Carolina son sus fieles compañeras.

“Con ellas veo todo de diferentes ángulos. Soy apasionada de lo que hago y ellas son el complemento. Es la unión que me acompaña aunque sea en mi pensamiento, tanto si estoy de viaje o cuando no las veo”.

Terán Eligio es de las mujeres que disfrute la soledad. Lectora incansable, escribe sus fallas para volverlas a corregir.

“Es sobre situaciones que me ha costado trabajo asimilar, cosas de mi vida de las que además aprendo mucho. Como la situación del preolímpico pasado y que no pude ir a los Juegos Centroamericanos. Cosas de mi infancia, cuando mi abuelita me daba chocolates a escondidas de mi mamá. Son palabras que me han hecho la persona que ahora soy. Son momentos específicos”.

Pero además, es una maestra de la repostería y en ese mundo se encierra cuando le salen mal las cosas.

“Llego a casa y mi mamá es feliz porque sabe que no va a cocinar. Así como mis primos y sobrinos que esperan verme para saborear lo que hago”..

Esto es parte de la esgrimista Alejandra Terán.

“Antes veía el mundo muy pequeño. Ahora he conocido muchas culturas que me han hecho valorar más a nuestra bandera que brillará en Río de Janeiro”.