El sueño de Peña no se cae, va por Europa

Mexico, 2014-09-05 12:16:09 | Redacción ESTO

Foto: Archivo ESTO

POR OMAR OSEGUERA ACEVEDO
FOTOS: EDUARDO MACEIRA
ESTO DEL BAJÍO

LEÓN.- Hoy es un Carlos Peña más maduro, centrado, mejor jugador y por ende, más criticado. Este victorense pasó de ser uno de los jugadores que no quiso el Pachuca, al mejor jugador del Apertura 2013 en México, mundialista en Brasil 2014 y un ídolo en el Club León. Y él lo tiene claro, si el “27” llegó a su mejor nivel de juego, que hoy lo ponen en la mira de Europa, fue gracias a Gustavo Matosas, su todavía entrenador, al que considera un padre y al que no ve fuera de La Fiera.
Para “El Gullit”, no hay otro estratega que pueda sacar al León del mal momento que atraviesa, que no sea Gustavo Matosas, el cual lo puso mal cuando les compartió su intención de renunciar.
“Lo tomé muy mal porque él es un padre para mí, es una gran persona y sabe mucho de futbol, siempre está para nosotros dentro y fuera de la cancha, creo que no hay otro para poder sacar esto adelante, él nos conoce, lo conocemos y creo que el equipo lo tomó mal, hablamos entre nosotros y sabemos que no se puede ir. Debemos hablar en la cancha para que esté contento otra vez”.

“SE ME ESTÁ CARGANDO LA MANO”
“Gullit” es en el bicampeón un referente, un inamovible del once que asume tal vez sin merecerlo o de manera injusta, una responsabilidad extra por ser de los más aplaudidos, de los más laureados y a su vez uno de los más buscados por los adversarios en cada batalla.
Si Peña no hace gol o no asiste, pareciera que no jugó bien y se le señala, él lo sabe, pero se defiende.
“Se me ha criticado mucho, pero metí 5 goles en el torneo, 3 en Libertadores y 2 en la final, imagínate si hubiera andado bien, se me criticó mucho. Después el Mundial por circunstancias no me metió el profe y este torneo llevo 3 goles, llevaría 4 con el que me anularon contra América, pero me siento bien.
“Cuando los resultados no se dan, siempre se busca a una persona a quien echarle la culpa, se me está cargando la mano pero no importa, me gustan los retos, espero seguir por este camino, tengo la confianza de mi entrenador ”, precisó el dorsal 27.

EXTRAÑA A SU COMPADRE
Por otro lado, Carlos Peña puede que no sea el mismo que antes por una sencilla razón, estaba acostumbrado a tener a un lado a su “compadre” Luis Montes, a quien no negó extrañar dentro de la cancha.
“Claro, afecta mucho, a mí y al equipo porque él, el ‘Gallito’ y yo, teníamos bien controlada la media cancha, es una baja muy importante. Espero que se recupere para volver a estar juntos”.

EUROPA
Mientras tanto el sueño de este melenudo jugador de ir a Europa sigue ahí, clavado en su mente.
“Se habla de eso cada seis meses desde que ascendimos, me encantaría irme allá, estoy tranquilo en el León, si se da en diciembre contento, si se da en un año también, pero si no, estoy contento con el León”.
Es el “Gullit”, la “Bestia” del León, el incansable referente de la afición panza verde.