Los Indios hacen historia

Mexico, 2016-07-01 20:55:17 | AP

Carlos Santana pegó un cuadrangular en el 19no inning a lanzamiento del jugador de cuadro Darwin Barney y los Indios de Cleveland impusieron una marca de franquicia con su 14ta victoria consecutiva, en una victoria de 2-1 sobre los Azulejos de Toronto.

Cleveland ganó 13 juegos en fila en 1942 y repitió la hazaña en 1951.

Es la racha ganadora más larga desde que Atlanta sumó 14 triunfos seguidos en 2013, y también es la más larga para un equipo de la Liga Americana desde que Oakland hilvanó 20 victorias en 2002.

Santana pegó doblete y anotó carrera en la tercera entrada mientras unos Indios en ascenso sobrevivían un maratónico partido y decepcionaba a un público que llenó la casa de los Azulejos en un matiné del Día de Canadá que duró seis horas y 13 minutos, que requirió de la labor de 19 lanzadores y en el que 34 corredores fueron dejados en base.

Los 19 innings empataron el juego más largo en la historia de los Azulejos. Toronto jugó 19 episodios ante Detroit en agosto de 2014.

La novena canadiense llenó las bases con dos outs en el cierre de la entrada 14, pero Joba Chamberlain dominó al peligroso Josh Donaldson con rola al cuadro, el mismo Donaldson estuvo cerca de igualar la pizarra en el cierre del inning 19, al conectar un largo batazo al prado derecho que fue capturado en la franja de advertencia.

Toronto sufrió la expulsión de dos de sus peloteros estelares, en el primer tramo, sus tres bateadores fueron ponchados, entre ellos Edwin Encarnación, quien en cuenta de 3-2 vio pasar el tercer strike y se hizo de palabras con el ampáyer principal Vic Carapazza, quien lo expulsó, el manager John Gibbons también fue echado. El mismo Carapazza mandó a las regaderas al receptor Russell Martin en la entrada 13, después de ser ponchado.

Trevor Bauer se llevó la victoria al lanzar cinco entradas en blanco en las que sólo otorgó dos imparables y tres pasaportes.

El mexicano Marco Estrada (5-3, 2.81) abrirá por los Azulejos ante los Indios, y tratará de cortar su racha de permitir por lo menos un jonrón en sus últimas cinco aperturas.