Alemania, con cuentas por saldar

Mexico, 2016-07-01 22:06:06 | Redacción ESTO

BURDEOS, Francia (Agencias).- Alemania e Italia disputarán un duelo apasionante, digno de los cuartos de final y hasta de una final, repleto de historias del pasado en las que siempre sale beneficiado el conjunto transalpino, que en esta ocasión tendrá que hacer frente a uno de los equipos más en forma en la Eurocopa de Francia 2016, que en la ronda anterior, frente a Eslovaquia, sacó a relucir su clásica aplanadora.

Los dirigidos por Joachim Löw llegan confiados a la cita después de superar los octavos de final con mucha solvencia y comodidad. Si hasta ese encuentro le achacaban la falta de gol, con 3-0 sobre Eslovaquia, el debate se acabó.

Hasta el choque, los actuales campeones del mundo demostraron tener una solidez defensiva envidiable. Ante equipos de menor entidad como Ucrania, Polonia e Irlanda del Norte, no recibió ni un solo gol. Eslovaquia tampoco fue capaz de superar al portero Manuel Neuer, quien después de cuatro partidos tendrá que afrontar su primer gran reto.

Italia será la primera gran Selección con la que Alemania se verá las caras en Francia 2016. Eso no es una buena noticia para Löw, pues históricamente, los enfrentamientos oficiales entre ambos han acabado en desastre para los alemanes. De ocho partidos no ganaron ninguno y cuatro quedaron para el recuerdo.

El primero, las semifinales del Mundial de México 1970, con el 4-3 final favorable a Italia, tras un duelo agónico. El segundo, la final del Mundial de España 1982, que ganó 3-1 el cuadro transalpino. El tercero, las semifinales del Mundial de Alemania 2006, con victoria de nuevo para Italia, con marcador de 2-0. Y el cuarto, en la Eurocopa 2012, en semifinales, 2-1 otra vez para la Azzurra.

Al equipo alemán no le preocupan todos esos datos. Su juego es de los más precisos en Francia 2016 y esperan seguir adelante pese al obstáculo italiano. Löw podrá formar su equipo de lujo. Probablemente alinee de nuevo a Julian Draxler y siente a Mario Götze. El primero está en plena forma y no quiere desaprovechar su buen estado.

Además, Thomas Müller, quien no ha marcado en ninguna de las dos Eurocopas que ha disputado, seguirá en el cuadro titular con la intención de acabar con su mala racha e impulsar a su Selección hacia las semifinales.

Lo tendrá difícil. Enfrente estará Italia, gobernada con firmeza por el técnico Antonio Conte, con una de las defensivas más complicadas y duras de todo el torneo. Giorgio Chiellini, Leonardo Bonucci y Andrea Barzagli forman un trío complementado perfectamente por el portero Gianluigi Buffon, que ante España demostró estar en perfectas condiciones, pese a sus 38 años de edad.

Pero Italia, como reconoció Löw estos días, no sólo es defensiva. Ante España, en octavos de final, demostró que tiene muchos jugadores capaces de controlar el balón, de dar electricidad a cualquier partido y ante cualquier rival. Al contrario que Alemania, Italia ya sabe qué es jugar ante Selecciones de jerarquía: Bélgica y España no pudieron con los italianos.

Conte tendrá que sustituir a tres jugadores. El primero, Daniele De Rossi, quien sufre una leve rotura fibrilar. El segundo, Thiago Motta, quien sería su posible sustituto, pero está sancionado. Y el tercero, Antonio Candreva, quien ya se perdió el choque frente a España, por lesión.

Para solucionar el problema que tiene en el centro del campo podría retrasar a Marco Parolo y colocarle por delante de la defensiva. Su hueco, lo cubriría el volante Stefano Sturaro.