Ernesto Boardman, con la mente fija en el medallero

Mexico, 2016-07-04 18:21:42 | Redacción ESTO

POR GUILLERMO MARTÍNEZ G.

Su mente está fija en el medallero de Río 2016.

Sin temor a los rivales, porque él también lo es.

Para ello, el arquero Ernesto Boardman sigue entrenando duro.

Motivado y exigente.

Es un sueño esperado por mucho tiempo estos Juegos Olímpicos.

Así que se dice preparado para todo lo que venga en la justa veraniega.

“Estoy cansado porque los entrenamientos han sido duros, pero sigo firme en el objetivo que es pelear una medalla. Al pie del cañón porque es cada cuatro años y debemos llegar con la mejor preparación posible”.

El proceso de este ciclo olímpico ha sido lo mejor que le pudo haber pasado.

“Más que nada porque fue un compromiso que tomé tanto con mis compañeros, el equipo, los entrenadores y el país. Pude lograr la plaza, así que hay que dar lo mejor. Me hubiera gustado que también fueran los compañeros. Pero así es el deporte y tendré que poner la bandera de México en alto”.

Boardman desea resaltar el tiro con arco mexicano.

“Soy una persona más en la delegación, no me considero alguien en especial, sino quien pelea por sus objetivos. Ha sido mucha dedicación y esfuerzo. Y el ser un mexicano más, me da la responsabilidad de mostrar el deporte que practicamos día a día. Esto es un logro más de los que he tenido desde que me dedico al deporte”.

Además de que para su familia también es un sueño esperado.

“Están emocionados porque lo hemos comentado desde hace años. Ellos son los que me han mantenido con los pies en la tierra. Somos humildes y sencillos, y mis papás Ernesto y Eloisa están felices de ver que estoy completando esta etapa en mi vida, que además es también de ellos”.

Ernesto platicó que no irá a turistear a Brasil.

“No calentaremos el banco. Buscaré la medalla olímpica que es por lo que todos los días entrenamos. Todavía no sé de mis rivales. Pero todos tendremos las mismas oportunidades en el campo contra la diana. Las flechas decidirán qué tanto se llega preparado a las competencias. Eso sí, con confiar en nada”.