Aída Roman, una guerrera con sonrisa de ángel

Mexico, 2016-07-04 20:06:35 | Redacción ESTO

Por Héctor Reyes

La arquera Aída Román en la recta final de la preparación a los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2016, habló de un factor poco mencionado, pero en su deporte es determinante en los resultados que se puedan obtener. La experiencia negativa la tuvo el equipo varonil en Turquía y ella tiene la experiencia del año pasado.

“Esperemos que no haga tanto calor como nos tocó en el test olímpico que fue en septiembre, por otra parte que no toque mucha lluvia. El día que llegamos estaba lluvioso, frío y días después estábamos a 40 grados. Así que ojalá y se mantenga estable el clima”.

Recordó que una de las condiciones que sufrió el equipo varonil para no lograr su calificación fue un “viento pavoroso”, con ráfagas de 30 a 40 kilómetros por hora. Fue muy complicado para ellos y espera que el equipo pueda controlar esos detalles climáticos, porque “el hecho de que te cambie de viento un día, que se vaya la lluvia, aparezca el viento, se calme, es un poco difícil controlar esos cambios”.

La subcampeona olímpica de Londres 2012, espera llegar lo más concentrada posible a sus terceros Juegos Olímpicos, “con la mentalidad y las ganas de competir”, parte del bagaje de la experimentada deportista.

El equipo está integrado por Aída, Alejandra Valencia en sus segundos Juegos y Gabriela Bayardo, quien tendrá su primera experiencia, luego de que se quedó en la raya hace cuatro años, así como Ernesto Boardman.

“Es un equipo nuevo, que hemos estado peleando mucho, pero bueno va a ser un reto difícil y va a ser grande, con muchas ganas, con muchos ánimos, porque sabemos que se puede dar, pero es un evento enorme, donde el favorito se cae, la sorpresa sale y esperemos que se pueda dar el objetivo”.

Aceptó Aída que es una guerrera en la competencia – con sonrisa de ángel -, pero también dijo que son Juegos Olímpicos, es un evento grande, donde todos los países van por los metales y sin duda va a pelear hasta el final.

Por segunda ocasión no podrá estar presente en la ceremonia inaugural de los Juegos Olímpicos, ya que el día cinco de agosto inicia la competencia de tiro con arco, pero señaló que se disfruta más estando desde fuera que dentro del desfile.