Limpia y rápida carrera en el quinto encierro de San Fermín

Mexico, 2016-07-11 18:05:56 | EFE

Los toros de la ganadería de Jandilla, una de las más tradicionales de España, protagonizaron ayer el quinto encierro de los Sanfermines 2016, con una limpia carrera y muy rápida, aunque en los últimos metros la caída de dos astados retrasó el final. El hermanamiento de los toros, su velocidad y la menor presencia de corredores, tras los multitudinarios encierros del fin de semana propició bonitas carreras en las que los mozos pudieron acercarse a las astas sin que al parecer ninguno haya resultado corneado.

Tras la carrera de ayer, los servicios asistenciales informaron de que cuatro corredores fueron traslados a centros sanitarios por contusiones. Los “jandilla” corroboraron su fama de veloces y en poco más de dos minutos cuatro de ellos completaron el espacio que separa los corrales de Santo Domingo de la plaza de toros, sin más incidencias que caídas y trompicones, mientras los otros dos, tras sufrir sendas caídas aumentaron la peligrosidad.

Después de los tres cánticos en los que los mozos piden protección a San Fermín frente a la hornacina con su imagen, la manada, compuesta por seis toros bravos y varios cabestros (toros mansos que guían a los bravos), abandonó los corrales agrupada.