Limpia y rápida carrera en el quinto encierro de San Fermín

Los toros de la ganadería de Jandilla, una de las más tradicionales de España, protagonizaron ayer el quinto encierro de los Sanfermines 2016, con una limpia carrera y muy rápida, aunque en los últimos metros la caída de dos astados retrasó el final. El hermanamiento de los toros, su velocidad y la menor presencia de corredores, tras los multitudinarios encierros del fin de semana propició bonitas carreras en las que los mozos pudieron acercarse a las astas sin que al parecer ninguno haya resultado corneado.

Tras la carrera de ayer, los servicios asistenciales informaron de que cuatro corredores fueron traslados a centros sanitarios por contusiones. Los “jandilla” corroboraron su fama de veloces y en poco más de dos minutos cuatro de ellos completaron el espacio que separa los corrales de Santo Domingo de la plaza de toros, sin más incidencias que caídas y trompicones, mientras los otros dos, tras sufrir sendas caídas aumentaron la peligrosidad.

Después de los tres cánticos en los que los mozos piden protección a San Fermín frente a la hornacina con su imagen, la manada, compuesta por seis toros bravos y varios cabestros (toros mansos que guían a los bravos), abandonó los corrales agrupada.

Respetables novilleros, contra viento y tormenta

La tarde pintaba de maravilla con una entrada admirable, pero llegó la lluvia y todo se descompuso.

Joselito Adame se apoderó de la tarde

El mano a mano hispano-mexicano entre Antonio Ferrera y Joselito Adame no tuvo el lucimiento que se esperaba.

Sultán ya se recupera en la ganadería de Julián Hamdan

El toro Sultán cuyo gran juego le permitió ganarse el honor del indulto para que posteriormente se convierta en semental.

En el cierre de la Feria Potosina, excelsas dinastías y toros

La plaza El Paseo-Fermín Rivera se llenó en el cerrojazo de la feria en respuesta al cartel de Dinastías.

LO ÚLTIMO
LO MÁS VISTO
Newslwtter
NOTICIAS