Julián López, por la puerta del encierro

Mexico, 2016-07-12 21:13:03 | EFE

El toro más bravo de lo que va de feria, el serio Desgarbado, de Victoriano del Río, puso en bandeja a “El Juli” la salida a hombros por la puerta del encierro, después de que el diestro le cortara las dos orejas y al astado se le premiara con la vuelta al ruedo en el arrastre, en la corrida de ayer de los Sanfermines.

Seis toros de Victoriano del Río, de muy buena y seria presentación. Salvo el desrazado segundo, todos dieron buen juego, especialmente los bravos tercero y quinto. Juan José Padilla, oreja con petición de la segunda y silencio tras dos avisos; “El Juli”, silencio tras aviso y dos orejas. Salió a hombros por la puerta del encierro. López Simón, ovación y oreja tras aviso. Octavo festejo con lleno en los tendidos en tarde fresca y con rachas de viento.

CUANDO LOS TOROS PONEN MÁS

La corrida que envió a Pamplona el ganadero madrileño Victoriano del Río fue, en su mayoría, simplemente brava. Con esa palabra basta para definir el comportamiento de unos astados que pusieron más que los toreros para que el antepenúltimo festejo de la feria resultara estadísticamente triunfal.

Y el que más puso de todos fue el quinto, ese que dicen que nunca es malo, pero en este caso fue realmente bueno: por bravo, por entregado y por celoso en sus profundas y repetidas embestidas a la muleta de “El Juli”.