Daniel Aceves correrá Curitiba con la Antorcha Olímpica

Mexico, 2016-07-12 21:30:15 | Redacción ESTO

POR HÉCTOR REYES

El subcampeón olímpico de lucha olímpica Daniel Aceves llegó  a Curitiba, donde portará la antorcha de los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2016, una gran distinción al ser el  único mexicano en llevar el espíritu olímpico en un trayecto, que tendrá como destino final el estadio de Maracaná, el 5 de agosto.

Daniel, orgulloso por haber portado la antorcha en el ciclo olímpico desde los Juegos Centroamericanos y del Caribe de Veracruz, los Juegos Panamericanos de Toronto y ahora los Olímpicos de Río, lo hace sentir un representante del deporte y distinción para el movimiento olímpico.

Como siempre, exacto en su exposición habló de la ubicación de Curitiba dentro del extenso país, la forma que perciben la celebración olímpica y el paso de la antorcha tiene un significado especial como parte integral de la celebración de un país y de una ciudad tan popular en el mundo como Río de Janeiro.

“Creemos que el recorrido promociona la edificación de unos Juegos que a simple vista, en diferentes latitudes del país no son notorios, ni los productos, ni la publicidad, ni la presencia del evento mundial más importante del presente año. En lo personal nos sentimos contentos, hemos hecho el trayecto de México a Sao Paulo y de Sao Paulo a Curitiba con un acumulado de 12 horas de vuelo”.

La antorcha cumplirá mañana 71 de 95 días del recorrido por Brasil, ahí estará el presidente de la Asociación de Medallistas Olímpicos Mexicanos, en esa distinción que le confirió el Comité Olímpico Mexicano, el Comité Olímpico Internacional y el Comité Organizador.

“Para vivir una experiencia gratificante que nos permitirá concluir el ciclo olímpico portando el fuego de Veracruz, Toronto y ahora Río. Cada circunstancia se va dando en una dimensión diferente de vida y, en esta ocasión tenemos una amplia gratitud por haber sido seleccionado y tener este honor”. Daniel, a las 15 horas (tiempo local) hará el recorrido, como dijo, que aviva el interés del pueblo brasileño por la fiesta olímpica.