Omar Bravo se sincera

Mexico, 2016-07-14 09:14:26 | Redacción ESTO

POR RAFAEL HUESCA GONZÁLEZ

Tranquilo, ya sin la presión que representa jugar en Chivas, Omar Bravo aclara, en exclusiva, todos los rumores que rodearon su relación con Matías Almeyda y Jorge Vergara. El primero ha sido como un padre para el mochiteco. Del empresario… mejor ni hablar.

“Siempre hay cosas que salen en este deporte, pero con Matías Almeyda mi relación fue excelente”, comparte vía telefónica el ahora jugador del RailHawks de Carolina (NASL). “Con decirte que es de los mejores entrenadores que he tenido”, se sincera, risueño.

“Con Matías fue algo diferente. Hubo una relación profesional y también personal, como nunca con nadie. Con mucha apertura al diálogo. Casi casi lo quiero como mi papá”, descubre. “Sé que me van a matar en el vestidor al decir esto, pero fue así durante mucho tiempo, siempre respetando el lugar que se tiene como entrenador, independientemente de la relación fuera del futbol. Siempre le he admirado, respetado y apoyado”, asegura.

La misma versión se le oye decir al estratega rojiblanco, pero en Verde Valle, donde entrena con su Rebaño. “Sin ponernos de acuerdo”, precisa Omar, al tiempo que ríe a carcajadas. “Lo quiero como a un padre, le aprendí muchas cosas y espero poderle seguir aprendiendo profesionalmente como entrenador, que es distinto, sin ser despectivo con los demás, que también merecen mi respeto, admiración y cariño. Pero con él fue diferente, porque tiene poco tiempo de haber dejado el futbol, fue capitán de un equipo grande, de vivir situaciones similares de descenso y esas cosas. Espero que el destino nos pueda volver a juntar, porque esto es futbol y nunca digas nunca”, explica.

Sin embargo, cuando se le pregunta si su salida de Chivas obedece a la mala relación con Jorge Vergara, el futbolista prefiere guardar silencio. Esquiva la respuesta con sutileza. “No hay rencores con nadie”, contesta esquivo. “Con mucho agradecimiento a los millones de fanáticos que tiene el Guadalajara. Esto es de momentos. En diciembre del año pasado fue bueno para mí, fuimos campeones de Copa. En esta última temporada no, porque esto es futbol. Ya no estoy ahí y tengo los mejores recuerdos de todo. Siento mucha tristeza de no haberme despedido de mucha gente en Verde Valle, de jugadores que no sabían. Me da tristeza, pero el futbol va y viene”, filosofa.