¡Que sea una fiesta!

Mexico, 2016-07-15 16:46:56 | Redacción ESTO

POR A.G. GONZÁLEZ

Con el silbatazo inicial del Apertura 2016, la planeación y esfuerzo que han hecho la mayoría de los equipos que la componen por tener planteles de mayor calidad deberá quedar de manifiesto en las acciones dentro de la cancha.

Ya lo dijo el presidente de la Liga MX, Enrique Bonilla, están en busca de brindar un mejor espectáculo a los aficionados que asistan a los estadios y lo vean por televisión. Claro que para ello se necesita una combinación de muchos factores que inician desde esa manera de reforzar hasta el planteamiento de los técnicos.

Hay algo que hace pensar que puede ser un buen torneo.

De los cuatro grandes, de los históricos, el Cruz Azul es el que mejor se ha reforzado. La directiva celeste ha encontrado fichajes que le dan un equilibrio al equipo que dirige Tomás Boy y eso lo convierte en una opción de liguilla.

Lo del América, en su centenario, ha creado un ambiente de incertidumbre afuera, porque adentro, para los directivos y cuerpo técnico está claro: se reforzaron con lo que necesitaban y no gastaron de más en un refuerzo mediático.

Pumas y Guadalajara competirán, aunque con algunas complicaciones por la falta de un hombre fuerte, ese que pueda cargar con la presión. Las Chivas se ven más completas sobre todo por la continuidad de Matías Almeyda, mientras los universitarios tendrán que cargar con la novatez de su entrenador.

Los otros candidatos, los del norte del país. Con Tigres y Monterrey como las principales opciones para opacar al resto de los contendientes, no se puede descartar que Santos, aunque renovado, pueda generar algo importante. A estos se suman el Pachuca y el León. El campeón defensor nunca podrá ser descartado.

André-Pierre Gignac continuará como la máxima figura del balompié mexicano, pero hay otros futbolistas como Francisco Silva o el recién llegado Iván Piris (Monterrey), que pueden generar la expectativa que produjeron otros como Edwin Cardona.

Y si no es por un solo elemento, hay clubes que funcionan como un gran equipo en busca de ese espectáculo que quieren dar, además de los resultados. Tal es el caso del Veracruz, que no sólo mantuvo a sus jugadores clave sino que se reestructuró de buena forma. Poco a poco, éste y el resto de los equipos construirán la imagen con la que navegarán en el siguiente torneo. Y hasta el Necaxa luce fuerte, pero necesita manifestarlo en el campo.

Los cálculos de la Liga MX son de incrementar de manera gradual los resultados en cuanto a espectadores en los estadios y audiencias en las transmisiones de televisión, que tienen otro capítulo en la creación de Chivas TV, proyecto al que habrá que seguir de manera diferente. Desde la creación del concepto de esta liga han logrado aumentar sus números en este sentido, pero el naciente Apertura 2016 parece tener un sabor especial que poco a poco llegará al paladar de quienes siguen al futbol en México.