Chelsea pierde ante Rapid de Viena

Mexico, 2016-07-16 14:15:25 | EFE

Foto: Chelsea

El Chelsea, dirigido por el italiano Antonio Conte, salió derrotado hoy por 2-0 en un amistoso en la inauguración del Allianz Stadion, el nuevo campo del Rapid de Viena.

Ante un aforo completo de 28.600 personas, el gran ambiente vivido con cánticos y bengalas verdes, color que viste el equipo austríaco, acompañaron al equipo local en todo momento.

Los goles locales llegaron en los minutos 8 (Joeliton) y 83 (Tomi), mientras que el Chelsea se acercó con peligro a la meta vienesa solo en contadas ocasiones.

Sea o no partido amistoso, en el Chelsea no cambia la pasión que despierta Diego Costa.

Si al comienzo del partido los seguidores del Chelsea le aclamaban, ya en el minuto 15 un encontronazo con un jugador local provocó que los aficionados le pitaran durante todo el partido cada vez que tocaba el balón.

El jugador hispano-brasileño pasó futbolísticamente desapercibido sobre el terreno de juego.

A la inauguración de la nueva casa del Rapid no faltaron figuras importantes del país alpino como la del expresidente de Austria Heinz Fischer, aclamado por el público al subir a la plataforma central del estadio.

Este nuevo estadio sustituye al Gerhard Hanappi, que disponía de un aforo de 17.500 espectadores y era conocido por los aficionados del club como “San Hanappi”.

La nueva casa del Rapid de Viena ha sido levantado en la misma ubicación del “San Hannapi”, al oeste de la ciudad.

Durante el tiempo que ha durado su construcción, el equipo ha jugado como local en el estadio Ernst Happel, campo donde España se proclamó campeona de la Eurocopa en 2008 y donde la selección austríaca juega sus partidos de forma habitual.

El año 2008 fue precisamente el último en el que el Rapid de Viena consiguió ganar la Bundesliga austríaca.

Desde entonces el Red Bull Salzburgo, dirigido por Oscar García, y liderado por el ex barcelonista Jonathan Soriano, ha sido el dominador de la competición ganando seis campeonatos.

Al término del partido hoy, los jugadores del Rapid se fundieron en una vuelta de honor con la emoción de un público entregado. EFE