Río admite que el las aguas de Guanabara alcanzan nivel mínimo de limpieza

Mexico, 2016-07-20 13:59:26 | EFE

El gobierno estatal de Río de Janeiro asegura que, a 16 días del comienzo de los Juegos Olímpicos, las aguas de la bahía de Guanabara cumplen los requisitos “mínimos” de limpieza para que se dispute la competición de vela.

El secretario de Ambiente de Río de Janeiro, André Correa, dijo hoy que el estado de limpieza de la bahía se encuentra sólo al 49 por ciento, pero señaló que las áreas más descontaminadas son precisamente las que serán escenario de las competiciones.

La promesa del Gobierno de Río de Janeiro cuando la ciudad brasileña fue designada como sede olímpica en 2009 era alcanzar un grado de limpieza del 80 por ciento de las aguas de la bahía que baña la región metropolitana de Río, donde viven unos 12 millones de personas.

Los deportistas olímpicos que se bañen en las aguas de competición estarán a salvo, según Correa, aunque reconoce la existencia de ciertos riesgos.

Correa aseguró que en vela “nunca fue preocupación el agua”, sino “la basura flotante” que hay en algunos sectores de la bahía, aunque, según él, esta preocupación ha sido eliminada gracias a la instalación de “ecobarreras” en varios ríos que desembocan en la bahía y que se han encargado de contener los residuos.

“La probabilidad de que eso ocurra (que a un deportista le afecte la basura flotante) es muy baja, pero no sería prudente garantizarlo porque basura cero no existe, ni en la bahía de Guanabara ni en cualquier país del mundo”, destacó.

En algunas zonas de la bahía es habitual encontrarse flotando desechos de gran tamaño como electrodomésticos, sofás o hasta partes de automóviles.

“Tienes a un deportista entrenando 10 años, llega allá, tropieza con un saco de basura y eso le mata”, ironizó el secretario.

Inicialmente fueron instaladas diez barreras que en seis meses recogieron 2.417 toneladas de basura, y en el último mes se instalaron siete más.

Según Correa, la limpieza de la bahía conllevará cerca de 30 años de trabajo e inversiones de 20.000 millones de reales (unos 6.152 millones de reales) de los que el gobierno no dispone.

“Todo el que diga que esta bahía va a estar en condiciones ambientalmente adecuadas en menos de 25 a 30 años está mintiendo”, concluyó.

Para el secretario, las metas de limpieza que se propusieron inicialmente eran imposibles de cumplir con el presupuesto que se fijó, de 2.500 millones de reales (unos 769 millones de dólares).

Otro problema señalado por Correa es la inexistencia de un órgano que coordine a las entidades encargadas de los distintos tipos de limpieza de la bahía, que gestionan desde el vertido de aguas residuales, basura flotante o vertidos industriales.

El funcionario espera que dicha entidad sea constituida a finales de 2017. EFE