América

Silvio Romero, listo para aprovechar su oportunidad

Mexico, 2016-07-25 09:38:29 | Manuel Gómez

Foto: Óscar Ramírez

POR MANUEL GÓMEZ C.

FOTOS: ÓSCAR RAMÍREZ

 

Su piel cambió, al Jaguar le brotaron alas y plumaje. Dejó el cañón del sumidero para volar a la caótica Ciudad de México, donde espera que  Coapa sea el mejor de sus nidos para escribir sus nuevas historias, pues se ha convertido en un águila real.

Y qué mejor oportunidad ahora que Oribe Peralta irá a los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro y dejará las filas americanistas para enfundarse en la playera tricolor, esa con la que también hace goles y pone a vibrar a los aficionados.

Así que Silvio Romero, el flamante refuerzo del las Águilas, se apunta para ser el refuerzo perfecto y cubrir el vacío que deja Oribe Peralta en la ofensiva americanista.

En apenas dos jornadas del torneo regular, Silvio no ha visto la titularidad en liga, le ha tocado entrar de cambio y solamente en el juego de Copa frente a Venados partió de titular, pero aun así ya se estrenó como goleador del equipo al anotarle un golazo a Chiapas. Nacho Ambriz se ha inclinado en Darwin y Oribe en las pasadas dos fechas dentro de su once estelar.

No obstante,  la anotación de Silvio fue el primer pasito para lo que pretende. “Quiero ayudar mucho a este gran equipo, marcar y retribuir al voto de confianza que me dieron para que llegara acá”, dice Silvio en charla con ESTO.

Apenas el viernes pasado el argentino cumplió 28 años, mismos que ahora festeja con el triunfo sobre Toluca y la bonita oportunidad de suplir a Oribe.

“Sin duda que serán grandes retos en lo que está por venir, pongo mis objetivos en lo alto y espero cumplir a cabalidad en este año y nuevo reto”, agrega.

Ya sin rastro de la piel del jaguar, Silvio es toda un águila. “He llegado a una gran institución, donde todo mundo me ha recibido de la mejor manera, situación que me ha ayudado para mi adaptación en todos los sentidos”.

Así como encontró un excelente grupo de compañeros en Chiapas, ahora con el América pasa lo mismo, no hay diferencias. “Desde el primer día que me reporté con mis nuevos compañeros, cada quien me extendió la mano, sentí su apoyo, su arropo, y eso me dio muchas confianza. He llegado a un grupo de jugadores con mucha calidad humana y en lo futbolístico ha ganado muchas cosas, y quieren más”.

Antes de finalizar indica lo que ha representado el impregnarse de los colores y filosofía de estar en uno de los cuatro grandes del futbol mexicano. “El América tiene un historial con letras de oro, y haciendo bien las cosas, ese historial debe alargarse, y ahora que formo parte de este plantel me siento orgulloso, como en su momento lo viví con Jaguares”, concluye junto a su amigo sepia, el Diario de los Deportistas.