Bredni Roque, un cubano de corazón azteca

Mexico, 2016-07-27 22:30:05 | Héctor Reyes

Foto: Jorge Barrera

RÍO DE JANEIRO.- El halterista cubano naturalizado mexicano es de los deportistas que mejor ubicados están en la clasificación mundial, tiene la ilusión de escribir una historia de éxito dentro del deporte de nuestro país y para eso se ha preparado.

Poco se conoce, pero tiene una medalla de bronce en el Campeonato Mundial de Levantamiento de Pesas celebrado en Houston el año pasado, luego de registrarse casos positivos de dopaje, noticia que no lo distrajo del objetivo principal, pero seguramente lo ilusiona.

“Estoy muy contento por estar aquí en mis primeros Juegos Olímpicos representando a México, país que me ha dado la oportunidad de mi vida y la voy a aprovechar”, afirmó el deportista que participará en la categoría de los 69 kilogramos.

Llegó a Río de Janeiro con un contingente de atletas de siete deportes y expresó, que ha llegado para disfrutar de esta fiesta, “ya estamos en Brasil y hacer lo que venimos a hacer”, con la idea de mejorar los resultados, el día nueve de agosto, a las 19 horas locales y “espero que se dé la sorpresa”, puntualizó.

Dentro de los pronósticos, poco se habla del halterista que está casado con la mexicana y también deportista Carolina Valencia. Él entrena en Chetumal, Quintana Roo y guarda una buena posición en la clasificación internacional dentro del top cinco.

“Ahora, mejorando los resultados podamos ubicarnos mucho mejor en Juegos Olímpicos”, con un brillo cercano al metal forjado en el Olimpo, aunque desde su punto de vista, no quiere prometer nada, pero sí espera un buen lugar.