¡Pal' perro! Chivas vuelve a perder por goleada

Mexico, 2016-07-29 23:20:04 | EFE

POR MANUEL GÓMEZ C.

FOTOS: ÓSCAR RAMÍREZ

ENVIADOS ESPECIALES

 

TIJUANA.- Cuando las cosas son tan claras, no hacen falta tantas explicaciones. Lo ocurrido anoche en el estadio Caliente, que se llenó por la presencia de las Chivas, no fue obra de la casualidad y simplemente se debe decir que los Xolos fueron muy superiores al Rebaño: 4-0.

Goliza que sacude al Guadalajara y que deja tranquilo a Miguel Herrera, que venía de perder en la Liga y en la Copa, pero que ahora se repone con esta gran victoria ante un grande del futbol mexicano. Segunda victoria al hilo para los fronterizos en su cancha, que a diferencia de la temporada pasada, ahora sí empieza a pesar y los que visiten esta cancha tendrán que tomar todas las precauciones necesarias porque el perro anda rabioso.

Aunque la rabia, esta vez, fue la que vimos en los rostros de los seguidores rojiblancos, muy molestos porque su equipo fue poca cosa en la cancha. De no ser un remate desviado de Zaldívar, el Rebaño no mostró más.

Xolos fue mucho equipo ante un rival que regaló balones en el medio campo, que no tuvo idea, ni espíritu de lucha, es más, no tuvo ni vergüenza en el terreno de juego.

Lo que más llamó la atención de los tapatíos fue su uniforme, en blanco, con una franja en azul y rojo. De nada sirvió el modelito, porque al equipo le faltó mucha personalidad en el terreno de juego.

Era una noche emotiva para Miguel Herrera que cumplía 450 partidos en la Liga MX. Se ve que habló con sus jugadores de los malos resultados que habían tenido en la semana, porque el equipo mostró otro rostro.

Víctor Malcorra dio un primer aviso con disparó que desvió Salcido. La defensa tapatía empezaba a tener mucho trabajo. Venía lo peor.

Primer gol de Dayro Moreno, un gol bien trabajado y que llegó antes de los 20 minutos. Gran desdoble, a toda velocidad, con elementos de calidad como Hauche, que le puso el balón a placer al colombiano, que no perdonó.

Un error del “Gallito” Vázquez, completamente desconcentrado, generó otro contragolpe perrón, para que los Xolos consiguieran el 2-0, muy rápido en el encuentro. De los tapatíos no se veía una posible reacción.

Salcido quiso que Chivas regresara al partido, pero su remate se fue desviado. Mejor Hauche tuvo el empuje y el coraje que se debe tener en un partido de esta categoría, para marcar el tercero antes de que concluyera el primer tiempo y liquidar a los tapatíos que tampoco tenían en la banca alguna posible solución.

El Rebaño fue un desastre en general. No se puede decir que pesó la ausencia de Carlos Salcedo, cuando a Pereira le está quedando grande la responsabilidad y se supone que es el hombre de experiencia. Parece que no será su torneo.

Almeyda sólo veía pasar a los jugadores de Xolos jugando a gran nivel. Su cara de incertidumbre lo decía todo, porque sólo la “Chofis” aparecía como alternativa, ante la incapacidad futbolística del “Gullit”.

El segundo tiempo sólo sirvió para que Xolos ratificara su clara superioridad en este partido y para que Pereira hiciera otra de las suyas, al cometer un claro penal sobre Hauche, que Caraglio cobró con mucha categoría. Avilés Hurtado también dio un gran partido.

Parece que los fronterizos empiezan a entender el juego ofensivo que le gusta al “Piojo”, quien se ha tomado un buen respiro para enfrentar lo que viene.

Noche triste para el Rebaño, noche perrona para los Xolos.