México prepara en Salvador de Bahía el duelo ante Alemania

Mexico, 2016-08-02 17:41:19 | Luis García Olivo / Enviado

SALVADOR DE BAHÍA.- La Selección mexicana sigue en el papel de pulir detalles de cara a su debut olímpico en el torneo de futbol.

Y este martes dejaron atrás la cancha de Pituacu para viajar algunos kilómetros más al norte e ir a las instalaciones del equipo Vitora, club de la primera división de Brasil. El estadio lleva por nombre Manoel Barradas y es mejor conocido como Barradao.

Inmerso en una zona marginal donde las favelas son parte de la monografía, el estadio se abre paso entre miles de casuchas y ahí fabrican los más grandes sueños del amado equipo de Salvador, “mil veces mejor que Bahía”, afirmaron algunos trabajadores del inmueble.

Así que las instalaciones fueron tomadas por el Comité Olímpico de Río y se las prestaron a México y a otras selecciones más para entrenar de cara a sus compromisos en el torneo de futbol.

El equipo mexicano arribó a temprana y nuevamente libró las altas temperaturas y la a veces insoportable humedad, por lo que trabajaron ardua y únicamente hora y media en un estadio nada vanguardista, pero sí emotivo por los grandes leones que se dibujan en las gradas, y la forma en la que prácticamente está construido en un tipo barranco.

Los colores rojinegros también son parte del inmueble, los colores representativos de toda esta región, que pese a la pobreza viven la riqueza en su futbol. No obstante, el Tricolor se concentró en lo suyo, practicó de cara al choque frente Alemania y Raúl Gutiérrez comenzó a preparar su esquema, ese que toma forma con el 4-4-2.

Quince minutos para le prensa en donde el “torito” y los ejercicios de estiramiento fue todo lo que pudieron captar medios nacionales e internacionales.

Ahí, el “Potro” dejó entrever a Talavera en la portería; Abella, Salcedo, Silva y Torres Nilo en la zaga defensiva; Pizarro, Guzmán Aguirre y Lozano al mediocampo; Bueno y Peralta en la punta de ataque. Aunque será hasta hoy cuando el “Potro” lo confirme en la última práctica que será en la Arena Fonte Nova con el tradicional reconocimiento de cancha.

A la práctica acudió Decio de María, quien vivió de cerca el calor y la humedad, por lo que el federativo también se adapta a la complejidad de Brasil. Eso sí, el grupo mostró su gran alegría para debutar con el pie derecho en el torneo olímpico.