Marchesín se "roba" el show en el empate entre Puebla y Santos

Mexico, 2016-08-07 20:41:39 | Redacción ESTO

Agustín Marchesín se robó todo el espectáculo en el estadio Cuauhtémoc, el arquero de Santos, lesionado de la mano en los minutos finales del encuentro, no quiso dejar a sus compañeros con un hombre menos, y en un acto de profesionalismo, tomó la delantera y buscó como pudo una oportunidad. Esta situación fue la más destacada dentro de un partido que futbolísticamente ofreció poco. Puebla y Santos regalaron un 0-0 que dejó a la afición sin el preciado grito. Y seguramente, nadie salió contento del inmueble camotero.

Con este resultado, el conjunto de la “Angelópolis” llegó a cinco unidades, mientras los de la Comarca Lagunera sumaron dos puntos.

De no haber sido por el portero argentino Christian Campestrini, el cuadro visitante se habría ido al descanso en un partido en el que no fue brillante, pero sí mejor durante el primer tiempo, sobre un rival, que sufrió mucho para mantener en cero su meta.

Los de la “Comarca Lagunera” sabían que no se podían dar el lujo de sumar otro partido sin ganar, por ello saltaron a la cancha más conectados y con un nivel superior al que venían mostrando.

El uruguayo Jonathan Rodríguez exigió en dos ocasiones a Campestrini, quien debió emplearse a fondo para evitar la caída de su marco, además que el mediocampista David Toledo sacó en la línea un remate que llevaba dirección de las redes.

De lado “Camotero” lo único que hicieron para inquietar al también argentino Agustín Marchesín fue un disparo de Carlos Gutiérrez que el sudamericano alcanzó a tocar para enviarlo al travesaño.

Para el complemento, Campestrini nuevamente volvió a ser factor al achicarle a Rodríguez, quien solo dentro del área, no hizo un buen control, lo que aprovechó el portero para volver a ganarle en este duelo individual.

Los locales vivieron sus mejores momentos tras el minuto 60, cuando comenzaron a tener más tiempo el esférico y cerca estuvo de abrir el marcador en un tiro libre que ejecutó Francisco Torres, pero que Marchesín en gran lance mandó a tiro de esquina.

A ocho minutos del final, de nueva cuenta Marchesín salvó a su meta, pero fue la última acción que tuvo como portero, ya que se lastimó la mano derecha, por lo que tuvo que abandonar los tres palos para ocupar un sitio como jugador de cancha y su lugar fue ocupado por Kristian Alvarez.

El Puebla no aprovechó del todo el hecho que Santos no tuviera a un portero nominal, y pese a ello pudo llevarse el triunfo en un disparo de Gustavo Matías Alustiza que Alvarez rechazó y que le quedó a Francisco Torres, quien contrarremató con dirección de gol, pero Jesús Molina casi en la línea sacó, para amarrar el empate sin goles.

El arbitraje estuvo a cargo de Marco Antonio Ortiz, quien tuvo una labor aceptable. Amonestó a Francisco Torres (43) y a Patricio Araujo (61) por los de casa; Walter Sandoval (66) y Ulises Dávila (95) vieron cartón preventivo por la visita.