¡Muy golpeado! Así llegó el Tricolor Olímpico a la CDMX

Mexico, 2016-08-12 10:00:52 | Miguel Ángel Mujica

FOTOS: JESÚS TÉLLEZ
CARAS largas, rostros desencajados y con el peso de la crítica en sus espaldas, así arribó la Selección Olímpica a casa.
Un día nublado retrasó la llegada del Tricolor, pero después de un par de horas, los seleccionados salieron a dar la cara.
El primero fue Hirving Lozano. El “Chucky” todavía cuenta con cara de canterano pero tomó la responsabilidad. Sin miedo a las preguntas atendió a los medios y sirvió como señuelo para que varios de los futbolistas salieran sin ser vistos.
De los ocultados Carlos Salcedo y Érick Gutiérrez fueron los que brillaron por su ausencia.
Al volante del Pachuca le siguió Alfonso González. Ponchito se hizo del rogar, al final regaló unos minutos a los presentes. La avalancha verde se dejó sentir en el aeropuerto internacional de la Ciudad de México.
Por un lado salió el “Cubo” Torres, por otro el “Cachorro” Montes, Jorge Torres Nilo, Michael Pérez y Érick Aguirre continuaron con el desfile. Todos callados, sin nada que decir, su edad no les permitió asimilar el duro golpe que recibieron de Corea.
A lo lejos se visualizó al “Potro” Gutiérrez. Raúl, minutos después, entró al paredón para ser juzgado.Dennis Te Klose y Decio de María pasaron con la boca cerrada.
Los últimos fueron Carlos Cisneros, Alfredo Talavera y Marco Bueno. Solamente el portero del Toluca atendió a los aficionados. Olvidadizo, Javier Abella se decido de la marca y pasó desapercibido por unos momentos
Cabizbajos los jugadores se tomaron una que otra fotografía, pero sin duda el orgullo fue lo que más le pegó a una de las generaciones que se consideró con más talento, aunque quedó a deber en el escenario más importante, los Juegos Olímpicos.