Tatiana Gil, caderas perfectas

Mexico, 2014-09-11 09:21:17 | Redacción ESTO

POR GRACIÁN DE HERRERA

REGRESAMOS a Colombia, lugar de historias inolvidables en el verde antioqueño de sus bosques, perdidos en las fincas donde comer, beber y amar es un arte con olor a flores silvestres y el aroma de café que se desprende de las cocinas rústicas la mejor forma de pasar los días y las noches.

Tatiana Gil, una de las modelos más cotizadas de su país, se ha transformado a sí misma, de aquella joven de 19 años que comenzó su carrera ante la lente, a su aparición como modelo para los Juegos Olímpicos de Londres 2012, existe un mundo de diferencia.

El ejercicio a través de yoga y pole dance, la maternidad y el gusto por la gastronomía -me parece-, le cambió la fisonomía, de aquella niña pícara, de mirada dulzona, a una mujer fatal, sin inhibiciones en el concierto de su existencia.

La Tati cumplirá años el próximo 23 de septiembre, por lo cual le rendimos los honores, a una mujer que se describe de esta forma, en la nueva etapa de su vida: “Modelo y madre, admiradora de la vida, enamorada del amor y de una muñequita que me tiene loca”.

Además, dentro de los motivos que tiene para rumbear este mes, son los 15 años de carrera para nuestro deleite, desde que “se coló en un casting y quedó fascinada con ese mundo” hasta compartir créditos con Natalia París y lucir en las principales portadas de revistas colombianas.

De caderas perfectas, la paisa me recordó el acento de las mujeres de aquella región, su naturalidad para hablar, aunque muchas palabras no entendamos, pero eso sí, tomar aguardiente, abrazar a la chica al ritmo de una buena rumba y ser un bacán, se extraña y la Tati me hizo recordar esos ayeres.

nota-bellezas-tatiana2