Carolina Marín, una industria en el bádminton

Mexico, 2016-08-18 12:33:39 | EFE

Foto: AP

Carolina Marín ha recorrido los 8.140 kilómetros que separan Madrid de Río de Janeiro para ganar la medalla de oro. Ya está en la final. No ha venido a pasar el rato. Su destreza es incontestable. Su fortaleza mental, indestructible. Su puesta en escena, brutal. Carolina ha llegado repleta de autoestima.

Sus gritos de intimidación, asustan al personal. No hay china que se le resista. Muestra un poderío descomunal. Si Fernando Rivas, su entrenador, le pide intensidad, ella eleva el tono de forma exponencial.

Carolina es posiblemente una de las deportistas del mundo que más innova en su preparación. Su técnico es el Guardiola del bádminton. Un tipo metódico, vanguardista, atento y receptivo a todo aquel detalle que ayude a mejorar un milímetro el nivel.

Carolina, por ejemplo, recibe la ayuda de un optometrista. La visión del volante, confeccionado con 16 plumas del ala izquierda de un ganso, es determinante. Por eso, hay que revisar todo. Nada se deja a la improvisación. Y si en algún escenario, el aire acondicionado lo regulan en demasía como en Malasia, enseguida se innova y se instalan en el Centro de Alto Rendimiento de Madrid ventiladores, que ayudan a sentir esa misma atmósfera, que incluso pueden obligarle a cambiar la forma de jugar. Un deporte, donde la precisión es tan importante, el aire influye y mucho.

También puedes leer: SAÚL GUTIÉRREZ DEJA IR UNA CÓMODA VENTAJA Y QUEDA ELIMINADO DE RÍO 2016

Más allá del deporte, Carolina como pionera del bádminton ha impulsado a crecer una industria notable en España. Los kits de badminton mantienen un nivel de ventas notable en verano. En Decathlon, uno de los más populares, la red se puede adquirir desde 44,99 euros. Jugar ocupa muy poco espacio y de ahí su éxito, especialmente entre los niños.

Y además, España se ha convertido en un fabricante exportador de raquetas de badminton, especialmente en Europa, donde Francia y Alemania copan el mercado.

Carolina ha sido recientemente madrina del primer vuelo directo Madrid-Shanghai, como embajadora de la Comunidad de Madrid. Su relación con Asia sólo acaba de empezar. Talento y conocimiento, le sobra. Resiliencia, en las malas, también. España entera espera verla esta semana con su ansiada medalla de oro.

Sigue toda la cobertura de Río 2016 AQUÍ