Entre colmillos y cuernos del Puerto se van empatados

Mexico, 2016-08-19 23:22:00 | Redacción ESTO

POR: Alejandro Alfaro

VERACRUZ.- Emociones y grandes goles permearon en el partido que dio inicio a la jornada 6 del Apertura 2016, ya que el Veracruz y el Toluca se brindaron en la cancha del Luis “Pirata” Fuente para terminar por repartir un punto para cada equipo.

La localía y urgencia de conseguir el segundo triunfo en el torneo llevaron a los Tiburones Rojos a empujar a los visitantes contra su propia área; más con ímpetu y arrebato que con buen fútbol, consiguió preocupar seriamente a la zaga Escarlata comandada por Alfredo Talavera, quien regresó a la titularidad luego de una lesión y de su participación con la Selección Mexicana en los Juegos Olímpicos.

Con el correr de los minutos, los avisos de los locales fueron más incisivos; primero Cid dejó ir la posibilidad de abrir el marcador ante la mirada atónita de los espectadores que no creían como el defensa no había sido capaz de capitalizar la serie de rebotes en el área que fue precedida a la polémica arbitral por una carga sobre Leobardo López que el silbante no señaló.

Gabriel Peñalba entró al área y con un centro picado que Juan Pérez alcanzó a rematar con una chilena, el marcador se abrió al 37′ y las afición en el Puerto por fin hizo retumbar sus gargantas, pues no sólo bastaba llegar al área rival si no también cuncluir las jugadas.

El complemento trajo consigo nuevos bríos para un Toluca que respondió al golazo de Veracruz con otra gran anotación, cuando los hombres de ofensiva de Cristante se combinaron para armar una gran triangulación en la que Rodrigo Gómez le dejó pleno el esférico a Carlos Esquivel para que este se llenara de pelota y la mandara a guardar al ángulo superior derecho de Gallese, quien nada pudo hacer ante la bala del dorsal 11 visitante.

El tanto en contra cayó como un balde con agua fría para el Veracruz, que dejó de tener ideas y la actitud mostrada en el primer tiempo, lo que se vio reflejado en una pelota que Hugo Cid perdió de manera infantil en la banda derecha con Alexis Vega, quien con la pelota en sus pies, centró al movimiento de Triverio que apareció sin marca entre los dos centrales y desvió con dirección de gol la de gajos.

Con esfuerzos aislados, Veracruz hizo todo lo posible para no quedarse de brazos cruzados tras perder la ventaja, y en una jugada donde Luna había perdido el ángulo de tiro y parecía quedarse sin posibilidades, fue derribado por Paulo da Silva para que el juez de línea levantara la bandera y diera luz verde al central de marcar la pena máxima, misma que fue ejecutada correctamente por Gabriel Peñalba para dar vida y meter a su equipo al encuentro de nueva cuenta.

La inyección de ánimo de Veracruz tras el gol sufrió un duro revés en el momento en que Lucas Rodríguez recibió la segunda tarjeta amarilla de la noche y dejó en inferioridad numérica a sus compañeros, que mucho sufrieron su ausencia en la parte baja y tuvieron que apelar a la suerte y poco tino de Toluca para no recibir el tercer gol en contra.

Repartición de puntos en el puerto que deja con mal sabor de boca a las dos escuadras, que por segunda semana consecutiva fueron incapaces de imponerse en el marcador y continúan dejando puntos en el camino.