¡Tena respira! "La Fiera" despierta y vence a Querétaro

Mexico, 2016-08-20 22:25:10 | Redacción ESTO

POR OMAR OSEGUERA ACEVEDO

FOTOS: EDUARDO MACEIRA

ESTO DEL BAJÍO

LEÓN.- Tenía que ser así, de manera sufrida, pidiendo la hora para salvar la cabeza de Luis Fernando Tena. León por fin ganó en la Liga. Un 2-1 ante el Gallo Blanco que no había perdido. Doblete de Mauro Boselli escrito gracias a un Elías Hernández que pasó de una fecha a otra de ser el villano al mejor jugador del partido. Es apenas el primer triunfo sí, no se ha hecho nada, pero lo de anoche, en el Aniversario 72 del club, los jugadores se reconciliaron con su hinchada, que al final los despidió de pie y con aplausos.

EL JUEGO

Hambriento. Así salió el León al partido contra el Gallo. Lo demostró desde el arranque.

Con la dupla Mejía-Valdez en el centro de campo, los locales ganaron ese duelo territorial y Montes, Elías y Burbano tuvieron tiempo y espacio para tener la pelota. Boselli lo buscó primero con tiro que acarició el ángulo de Volpi, fue la primera del “Matador”. La segunda fue la cencida. Mejía limpió el panorama con un cambio de juego, Elías convirtió en un centro a segundo poste exacto al movimiento de Mauro, quien no perdonó pese al recorrido del guardameta brasileño; 1-0.

Hasta ahí el León muy bien. Después fue a menos, el ritmo fue semilento. No obstante los Gallos lo empataron a balón parado. Mejía regaló la opción con un empujón y luego de una peinada, Bornstein se tiró hacia atrás para rematar como si fuera un nueve, 1-1 la pizarra.

El descanso llegó.

Los esmeraldas salieron igual al complemento. Querétaro por su parte sabía que tenía que empezar a aplicarse y falló. Forlín se equivocó en la salto, se vino el desdoble felino, Montes filtró para Elías y el michoacano en lugar de fusilar a Volpi, cedió para Boselli a segundo poste para el sólo ejecutar el pase a la red: 2 -1.

Fue ahí cuando Vucetich mandó a Sanvezzo. Disparo del “Lobo” se estrelló en el travesaño de William. Entonces vino el sufrimiento extremo y la salvada de Yarbrough a tiro de Sanvezzo a un metro de la línea del gol. El Nou Camp vibró, triunfo esmeralda, el primero del torneo.