¡No quería depender de nadie! Por eso, "Chino" Rodríguez escogió pelear

Mexico, 2016-08-23 10:12:19 | Redacción ESTO

Foto: Jesús Téllez

POR JOSÉ LUIS CAMARILLO

FOTOS: JESÚS TÉLLEZ

 

Lo dicho: atrás de cada medallista olímpico o de todo campeón hay un pasado extraordinario.

Poco después de arribar de regreso a nuestra nación este lunes, el chihuahuense Misael “Chino” Rodríguez nos sintetizó su fulgurante carrera boxística, ya que, como platica el entrenador nacional Francisco Bonilla, no hace mucho que se integró al grupo del que surgieron los seis seleccionados que nos representaron en Río 2016, donde el nacido en Parral hace 22 años obtuvo la medalla de bronce en peso medio (79 kg).

La plática con Misael tuvo lugar en el restaurante Rincón del Paraíso de la Ciudad de México, donde Francisco Cabezas Gutiérrez, miembro permanente del Comité Olímpico Mexicano, lo recibió junto a Ricardo Contreras, presidente de la Federación Mexicana de Boxeo. Ahí igualmente se dieron cita otros medallistas olímpicos como Antonio Roldán (oro en peso pluma en México 68), Joaquín Rocha (bronce en peso completo en México 68), Juan Paredes (bronce en peso pluma en Montreal 76) y Mario González (bronce en peso mosca en Seúl 88), además del ya mencionado Francisco Bonilla y otros directivos.

nota-box-rodriguez

Al señalarle al joven peleador olímpico que nuestro país se distingue porque en todo momento y en cualquier lugar surgen muchachos con corazón de peleadores, nos respondió:

“Siento que hay ciertas palabras que tienen bastante parecido con la verdad, y en México nos destacamos por eso: somos muy buenos para los golpes, hay mucho talento derramado en las calles. Estaría bueno que hubiera algo más de apoyo, todos los mexicanos somos unos guerreros, lo tenemos en la sangre”.

 

HIPERACTIVO, DESDE NIÑO

-Tu mamá nos comentó que desde niño irradiabas energía.

“Es cierto lo que ella dice, tenía mucha energía. Practiqué el futbol, el basquetbol, el voleibol, el beisbol, anduve por muchos lados y destacaba un  poco. En el boxeo encontré todo, ahí no me confiaba a un compañero o a una pelota, ahí eran solamente tus puños, los guantes o lo que tú sólo hicieras. Desde niño he sido un poco hiperactivo y como te digo, entré a varios deportes, pero el boxeo es un deporte maravilloso; te ayuda a salir de las calles, a mucha gente la ha ayudado. En lo personal, lo utilicé para forjarme una carrera y darme a conocer ante el mundo”.

-¿Cómo ocurrió que te pusiste unos guantes por primera vez?

“Fue en Parral con mi entrenador Rubén Castrejón. Desde un inicio pensaba que llegar a un gimnasio era solamente meterte a pelear. Me acuerdo que veía gente haciendo sombra o pegándole a costales. Me llamaba la atención y a la semana estaba aferrado a querer hacer sparring, a querer pelear con alguien, y me dejaron el ojo cerrado en la primera semana. De ahí me dijo mi entrenador ‘aquí vamos a saber si tú de aquí te vas a retirar, si sólo fue tu hobby. Si en realidad quieres hacer algo, vas a volver al gimnasio al día siguiente’. Y así, de ahí en adelante todo fue puras cosas buenas para mí. Pienso que un ojo cerrado a muy pocos días de estar en el gimnasio fue por lo que le agarré cariño al boxeo”.

Al pedirle abundar un poco sobre el comienzo de lo que hoy es una de las más brillantes y jóvenes carreras en la disciplina de los puñetazos, el “Chino” puntualizó:

“Tenía 15 años, hasta me acuerdo del rival de quien no tengo presente su nombre, pero sí cómo era físicamente. A los cinco meses, yo era el que le ganaba y eso me llenaba de orgullo, saber que mi trabajo, mi esfuerzo, se veía reflejado en lo que hacía con mis puños”.

TAMBIÉN PUEDES LEER: Britos, con su hat-trick, con las garras afiladas 

UN PESO INUSUAL

Le señalamos a Misael que no es común que México tenga una presea olímpica en peso medio y con alguien como él, con muy buena estatura para esa división.

“La verdad, la gente me preguntaba eso, porque los mexicanos no estamos acostumbrados a destacar en pesos grandes, y me decían que mis rivales eran más altos, más fuertes. Lo real es que yo estoy para competirles a los mejores de mi categoría, estoy a su altura, a su nivel, ¡tengo actitud! Eso me llena mucho de orgullo y me dan ganas de seguir trabajando como hasta ahora. No sé si me vaya al profesional o me quede en amateur, pero sé que de cualquiera de las decisiones que yo tome, vendrá con grandes resultados”.

-¿Tomas como ejemplo que Óscar Valdez completó dos ciclos olímpicos y está convertido en campeón mundial profesional?

“Sí, él llego al profesional en plenitud, siendo reconocido ya. Entonces es lo que veo aquí en el amateur, que representar a mi país significa para mí un gran orgullo. Sé que como profesional también lo haré, pero representar a tu bandera, ponerla en lo alto, pienso que eso no tiene precio y lo disfruto bastante. El profesional me llama mucho la atención porque viene el dinero, las bolsas grandes, no niego que me llama la atención. Es una decisión que debo tomar, voy a hacerlo en estos días, pero no tengo nada seguro todavía”.

 

¿MATRIMONIO A LA VISTA?

Le indicamos al “Chino” que en Río 2016 se hizo muy popular que la pentatleta olímpica Tamara Vega es su novia y que incluso podrían tener planes para una próxima boda.

El ídolo de Parral rió al darnos su contestación.

“Ahorita, los dos íbamos muy concentrados a los Juegos Olímpicos; creemos que no es tiempo todavía de tomar una decisión así. Como le digo a ella, pues primero tenemos que vivir juntos, a ver si nos entendemos. Claro que nos gustaría, porque ya nos han hecho esta pregunta. De hecho, ella me dijo que yo dijera que ya nos íbamos a casar en tres meses. La verdad es que yo sí quisiera, estaría encantado, y la amo mucho”.

Tamara-y-Misa

-Suponemos que hay varias ofertas para que te hagas profesional.

“Se ha arrimado bastante gente, buenos promotores, y pues me me han estado tentando, pero hasta ahorita no he tomado ninguna decisión; pienso hacerlo, pero más tranquilo, pensando con la cabeza fría y decidiendo lo mejor para nosotros”.

TAMBIÉN PUEDES LEER: ‘Chicharito’ se rompe una mano y es baja del Bayer

-¿Fue básico el fogueo que adquiriste en la Liga Mundial de Boxeo?

Si no hubiera entrado a la Liga Mundial de Boxeo no hubiera llegado hasta aquí. Tuve la oportunidad de foguearme, de rozarme con los mejores exponentes de todo del mundo, agarré bastante experiencia. Si hubiera seguido en torneos nacionales no hubiese alcanzado ese nivel”.

BAJO PERFIL, UNA VENTAJA

-De permanecer en el boxeo olímpico, ¿crees que podrías mejorar el color de tu medalla para Tokio 2020?

“La verdad es que nunca me gusta prometer nada, de hecho para estos Juegos Olímpicos eso lo llevé como ventaja, que llegaba sin presión, con perfil bajo, porque se iban más por Elías, Joselito o por Juan Pablo, que tienen más experiencia que yo. Y eso me gustaba porque yo estaba totalmente relajado, la presión no era para mí. Es por eso que en caso de me quede para Tokio 2020, no quiero empezar a generarme esa presión. Igual que ahora, quiero llegar relajado y disfrutar los Juegos”.