América vence a Mineros y vuela tranquilo en Copa MX

Mexico, 2016-08-24 22:36:03 | Redacción ESTO

POR ALEJANDRO ALFARO

ENVIADOS ESPECIALES

ZACATECAS.- Un vuelo tranquilo, sin problemas ni imprevistos fue el que las Águilas tuvieron en su última parada previo a los Octavos de Final de la Copa MX. Poca resistencia de Mineros, que respetó en demasía a un América que apostó por una rotación en su cuadro titular, ya que si bien, aseguraron en reiteradas ocasiones que el juego en Zacatecas era su prioridad, era inevitable pensar que en puerta se encuentra el duelo contra Chivas.

EL PARTIDO

Si bien, América plantó en la cancha a jugadores que en su mayoría no suelen jugar como titulares en la liga, mostraron su jerarquía con el correr de los minutos al adueñarse de la posesión de la pelota y meter a su ritmo las acciones del encuentro, con lo que maniataron casi de inmediato a un timorato equipo local que apostó por plantar un cuadro defensivo solido para frenar los embates amarillos y de ahí partir a la caza de un contragolpe.

Los avisos americanistas no fueron agobiantes, pero si con una sensación de peligo latente en cada llegada al arco defendido por Rafael Ramírez, que se llevó un primer susto al tener que emplearse a fondo en un remate de Pablo Aguilar, que se sumó al ataque en un tiro de esquina para hacer gala de su potente resorte y meter un potente testarazo que cerca estuvo de colarse a gol.

Cabe destacar que el ataque azulcrema tuvo una cara juvenil, ya que Diego Pineda, que debutará hace una semana precisamente en Copa MX, hizo acto de presencia en el cuadro titular de Ignacio Ambriz, y levantó la mano para darse a notar al recibir de espaldas una pelota en los linderos del área que buscó la base del poste izquierdo, pero siguió de largo en su camino.

El dominio territorial de las Águilas se vio finalmente reflejado con una bella estampa futbolera. Osvaldo Martínez tomó el balón en la línea del área grande por sector derecho, levantó el rostro y dio un servicio claro y medido a la zona de Michael Arroyo, que con la irreverencia que lo caracteriza, se tiró una espectacular tijera e impactó con potencia la de gajos para levantar de su asiento a los aficionados americanistas que disfrutaron la primera aparición de su equipo en un partido oficial jugado en su tierra.

Todo parecía transcurrir con ligera calma para los azulcremas; sin embargo, los focos rojos se encendieron. Bruno Valdez cayó tendido en la cancha y con la revisión del cuerpo médico se determinó que lo mejor era dejar la cancha, lo que preocupó a los suyos debido a la sensible baja que significaría si se considera que el Clásico Nacional está a la vuelta de la esquina.

El final de la primera mitad se acercaba, las acciones de peligro escaseaban y parecía que todo transcurriría sin más que destacar antes del descanso. Fue ahí el momento en el que el árbitro detuvo las acciones para dar pie al primer cambio de la noche; Roberto Nurse entró a la cancha y tomó el lugar de Sergio Santana. El marco idóneo para que el delantero multicampeón en Primera División se despidiera profesionalmente de las canchas y de paso, recibiera el cariño de toda la gente de su tierra natal.

De Mineros se esperaba una reacción violenta en el complemento. Empuje, fiereza para defender su territorio, pero su postura poco cambió y sus intentos fueron tímidos en el inicio del complemento. Esto propició que los amarillos sobrellevaran las acciones y le metieran hielo al encuentro para así, llevar a buen puerto y con tranquilidad sus aspiraciones de concluir la fase de grupos como el mejor cuadro del certamen.

El control del partido poco tranquilizó a Ignacio Ambriz, que no quiso sobresaltos y mandó al campo a dos de sus mejores armas ofensivas: Rubens Sambueza y Darwin Quintero. La apuesta resultó. Un contragolpe fulminante encabezado por el recién indultado capitán americanista, que sirvió en bandeja de plata para que Renato Ibarra sentenciara el partido.

Objetivo conseguido para América en la Copa MX. Avanza como el líder de su grupo y general en el certamen y levanta la mano como favorito por el título que podría representar el primero en su búsqueda del éxito total en su Centenario.