Torero Eloy Cavazos mantiene intacto deseo de salir al ruedo

Mexico, 2016-08-27 12:47:56 | Notimex

El matador de toros en retiro Eloy Cavazos está de plácemes por su 50 aniversario de alternativa y a la fecha mantiene intacto el deseo de salir al ruedo para torear, aunque su vida es ahora dedicada a sus seres queridos que lo han acompañado en triunfos y sinsabores.

“Estoy contento, agradecido con Dios de que me deje 50 años de vida como matador de toros, como torero de alternativa y por todo lo que me ha dado, me ha dado puertas grandes, cornadas, satisfacciones, estoy muy satisfecho”, manifestó el nuevoleonés.

El diestro recordó que en su trayectoria tuvo resultados de resonancia y tardes difíciles, pero que recuerda todos los momentos, porque siempre los triunfos saben más cuando se dan las derrotas dentro del ruedo.

También puedes leer: Definen los grupos de la Europa League

“Los triunfos se saborean más también cuando hay cornadas, entonces no puedo desechar nada, todo es parte de una vida y me quedo con todo, no dejo nada”, indicó.

Eloy Cavazos, de 67 años de edad, tuvo su primera novillada formal el 25 de abril de 1965, en Guadalajara, donde alternó con Fernando Sepúlveda y Alberto Cosío, ante reses de Curiel.

La primera ocasión que toreó en la Monumental Monterrey fue el 20 de junio de ese mismo año, día en el que cortó una oreja ante astados de Arroyo Hondo y siguió con su paso hasta presentarse en la Monumental Plaza México en junio de 1966.

El coleta siguió con su trayectoria y tomó la alternativa el 28 de agosto de 1966 en la Monumental Monterrey, con Antonio Velázquez como padrino y Manolo Martínez como testigo, ante toros de Mimiahuapam.

También puedes leer: Suspenden un año al “Chelito” Delgado por dopaje

Para 1968, el nuevoleonés confirmó su doctorado en la Monumental Plaza México de manos de Alfredo Leal y el testigo fue Jaime Rangel, con ganado de Jesús Cabrera.

Eloy Cavazos tuvo momentos inolvidables y uno de ellos fue el 20 de mayo de 1971, cuando confirmó la alternativa en la plaza de Las Ventas de Madrid, con Miguel Mateo “Miguelín” de padrino y Gabriel de la Casa como testigo, con toros de José Luis Osborne, y ese día salió a hombros por la puerta grande.

Un año después, el 27 de mayo de 1972, regresó a Las Ventas de Madrid y una vez más cosechó buenos dividendos que le permitieron salir de nueva cuenta por la puerta grande del coso español.

“Imagínate recordar Las Ventas de Madrid, el Nuevo Circo de Caracas, la Santa María de Bogotá, la Plaza México, la plaza de Acho en Perú que tiene tanta historia, en fin”, expresó.

“Soy un hombre afortunado de haber toreado con todas las grandes figuras del toreo y en todo el planeta de los toros, entonces estoy muy contento”, declaró el matador en retiro.

También puedes leer: “Chepe” Guerrero le responde a Almeyda

Cavazos dijo adiós de los ruedos en 1985 en la Monumental Monterrey, pero regresó en 1987 en ese mismo coso y cortó cuatro orejas y un rabo a reses de Mimiahuapam.

El 1 de Junio de 1991 cortó su última oreja en la Monumental Las Ventas de Madrid a un burel de Los Bayones y en 2008 dijo adiós de manera definitiva a los ruedos en una tarde en la que alternó con el rejoneador Gastón Santos y el matador de a pie Alejandro Amaya, en la Monumental Monterrey.

Ahora, el nuevoleonés lleva una vida más tranquila al lado de su familia, aunque desde luego siempre apegado a la fiesta brava, que le dio satisfacciones innumerables en su trayectoria.

“Me siento como un viejo de 67 años que acabo de cumplir, no puedo decir que me siento como un chaval, pero con mucha ilusión de vivir y de ver corridas de toros, de estar con mi familia, estoy ya batallando con los años, pero con mucha ilusión de coger un capote o una muleta delante de una becerra, un novillo o lo que sea”, apuntó.

“En mi vida diaria sigo como siempre, haciendo ejercicio, voy al rancho para platicar con los jóvenes y desde luego lo que hago es disfrutar a mi familia”, concluyó Eloy Cavazos.