Pumas no pudo en casa; Tigres rescató el empate

Mexico, 2014-09-14 12:03:55 | Omar Delgado



[symple_tabgroup]
[symple_tab title=”Crónica”]
POR A.G. GONZÁLEZ

NO supieron ganar, no quisieron ganar. Los Pumas dejaron escapar la victoria en casa (2-2 ante Tigres) en medio de la celebración de los 60 años del primer partido profesional de este club. Fiesta pasada por agua, que comenzó bien para los auriazules, pero que terminó con la frustración del resto de las jornadas jugadas en un torneo Apertura, que no ha sido bueno para los del Pedregal, quienes continúan rezagados en el tema de la clasificación.

El equipo de Guillermo Vázquez manifestó una mejoría futbolística respecto a su realidad en el torneo, pero volvió a olvidar que se trata de 90 minutos y no de 70. Pecó en dejar vivir a un rival que durante buena parte del juego fue domado y exhibió carencias varias, pero que al final aprovechó el descuido local para arañar el empate.

Todo esto en medio de los festejos por los 60 años del club Universidad en el balompié profesional. Vaya que era una fecha especial que debía (por obligación o convicción) de terminar con el triunfo que pedía la afición que, en comparación con la fecha anterior, hizo una buena entrada en el Olímpico Universitario a pesar de la fuerte lluvia que azotó el sur de la ciudad de México.

Estos nuevos Pumas, que juegan con dos grandotes en el centro del ataque y han movido piezas como Sosa a la izquierda y Leandro al medio campo, iniciaron el partido mejor que el rival. En la analogía que a los motes de los equipos refiere, los Tigres parecían haber dejado las garras en Monterrey y los del Pedregal las afilaban poco a poco mientras avanzaban los minutos.

Tampoco era un duelo de mucha dinámica, mucho menos espectacular porque la lluvia tampoco lo permitía. Aun así, la forma en que los de casa lograban hacerse rápido del balón y tapar la salida del visitante les ponía con los argumentos para estar más cerca del triunfo.

Pasada la media hora del compromiso aparecieron los grandotes de Pumas, Eduardo Herrera escapó por derecha y al llegar a la línea de fondo levantó servicio para la llegada de Dante López. Gol de los auriazules al minuto 33, que dejaba la sensación de ser lo más justo debido a las condiciones en que se daba el encuentro.

Descompuesto el cuadro de Ricardo Ferretti, el técnico de los Tigres hacía coraje tras coraje en la banca hasta que decidió sentarse y tomar un respiro. Pero poco le duro el tiempo en busca de tranquilidad ya que al 42’ López desparramó la marca por la misma zona de la derecha, sacó un disparo que fue detenido más no controlado por Nahuel Guzmán y tras el error de Jesús Dueñas fue mandado al fondo de la portería por Ismael Sosa.

La ventaja en el descanso y las formas que hasta el momento habían manifestado ambos equipos daban para pensar que el partido estaba resuelto y el festejo podía seguir sin problemas. Pero entonces llegó el minuto 70 y lo que ha sido una constante negativa de este equipo en el Apertura: dejaron crecer al rival hasta tenerlo encima de su portería y ser alcanzados.

Primero al 71’ por conducto de Dueñas (quien así lavaba el error en el tanto de Sosa) y posterior a un aviso de Emanuel Villa. Luego, en una polémica decisión del árbitro Eduardo Galván, quien señaló mano de Luis Fuentes, en jugada apretada por el movimiento de los involucrados. El penalti fue cobrado por Juninho (87’) y así terminaba el buen ambiente en el Olímpico Universitario. Así también, terminaba un partido que Pumas había trabajado para ganar, pero no pudo hacerlo debido a que de nueva cuenta, a 20 minutos del final, dejó crecer al rival, que les terminó por sacar el empate.

[/symple_tab]
[symple_tab title=”Estadísticas”]
[/symple_tab]
[symple_tab title=”Minuto a Minuto”]


[/symple_tab]
[/symple_tabgroup]